Nunca te cases con alguien que dice estas 5 cosas

Nunca te cases con alguien que dice estas 5 cosas

Las acciones hablan más que las palabras, por supuesto, pero no podemos disminuir el peso que algunas palabras pueden tener. Si estás involucrado en una nueva relación o sigues en la escena de las citas, presta atención a estas cinco frases que tu potencial pareja no debe pronunciar nunca.




«Deja de ser tan dramática»
Si hace un gran escándalo de que tú hagas un «gran escándalo» de todo, échalo a la calle. Alguien que te valora debería ser un poco más receptivo a tus necesidades y preocupaciones, y tratar de aliviarlas de cualquier manera que pueda. Descartar automáticamente lo que dices o no tomar tus opiniones en serio es una bandera roja que seguramente causará turbulencias en tu relación.

«Tú siempre/tú nunca…»
Estas son palabras que seguramente encenderán la llama en cualquier discusión. Te echa toda la culpa a ti, mientras no se responsabilizan de ningún conflicto. No sólo es hiriente (y probablemente no es cierto) sino que no te anima a evaluar tu comportamiento o tratar de ver las cosas desde su perspectiva. De hecho, casi siempre te pondrá a la defensiva. Incluso si es una exageración, no debe ser usada. Punto.

«Si me quisieras, tú…»
Esta frase indica más o menos el soborno, que podría muy bien convertirse en una bola de nieve de manipulación si no lo ha hecho ya. Ninguna pareja debe hacerte sentir culpable de nada, y mucho menos usar el amor como arma para hacerlo. Si tienes dudas sobre la relación, es importante que simplemente las comuniques (no guardarlas para ti).

«Eres igual que mi ex»
Aunque hay raros momentos en los que podemos comparar a nuestros ex con nuestros compañeros actuales, nunca debe ser algo que expresemos con el otro. Eso no quiere decir que deberías ocultar tus sentimientos, pero algunas cosas es mejor no decirlas. Nunca se obtendrá nada bueno de expresar estas comparaciones, aunque sea una comparación benigna. Cualquiera de los dos escenarios puede indicar que tu pareja puede tener todavía pensamientos persistentes sobre sus antiguas parejas, lo que demuestra que no han logrado un cierre completo o que no han superado esa relación.

«Cállate»
Todos decimos cosas que no queremos decir a veces en el calor del momento, pero esto es simplemente grosero y condescendiente. Cualquier compañero que se apresure a decir estas palabras no es alguien a quien deberías tener cerca. Es un mensaje claro de que no quieren escuchar lo que tienes que decir, o que tus pensamientos no les importan. Un buen compañero debe incluirte, no excluirte.




Fotografía: Alice Donovan Rouse

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!