11 cosas que debes recordar cuando te sientas atrapado en una situación difícil

11 cosas que debes recordar cuando te sientas atrapado en una situación difícil

«El coraje y la perseverancia tienen un talismán mágico, ante el cual todas las dificultades desaparecen y los obstáculos se desvanecen en el aire.»
John Quincy Adams




La vida tiene una tendencia a ponernos en situaciones complicados a todos de vez en cuando; ya sea en forma de trabajo, finanzas, relaciones, salud u cualquier otra área, todos experimentaremos dificultades que intentarán impedir que vivamos las vidas que deseamos. Lo importante es recordar que es la forma en que se abordan estas dificultades lo que determina el resultado final y las lecciones aprendidas.

HE AQUÍ 11 COSAS QUE DEBES RECORDAR CUANDO TE ENCUENTRES ATRAPADO EN UNA SITUACIÓN DIFÍCIl:

1. MANTENER EL ENFOQUE

Cuando te encuentras repentinamente fuera de tu zona de confort, puede ser fácil distraerte y olvidar tu verdadero propósito. Haz todo lo posible para que eso no suceda. Cuando surjan circunstancias difíciles, mantén tu mente enfocada en tus metas y en lograr lo que deseas en tu vida. Reafirma audiblemente tu visión y permítele continuar su curso hacia ti. Permanecer enfocado mientras se ignoran las distracciones internas o externas que surgen a medida que avanzas hacia tu propósito es muy importante, y puede conducirte a las metas que deseas o alejarte de ellas.

2. SÉ RESPONSABLE DE TU FELICIDAD

Confiar en otros para tu felicidad o culpar a otros por la falta de ella nunca será una práctica fructífera. Entiende que tu fuerza proviene de tu habilidad para tomar responsabilidad por tu propia felicidad. Aunque todos nos beneficiamos de la buena voluntad de otros de vez en cuando, sólo tú puedes tomar la decisión y las acciones necesarias para ser verdaderamente feliz y estar contento con tu vida.

3. PERDÓNATE A TI MISMO

Todos somos seres humanos falibles que nos enfrentamos a nuestro propio conjunto de dificultades y situaciones adversas. Todo el mundo comete errores en el camino. Algunos incluso han cometido errores graves, y les resulta difícil perdonarse a sí mismos y seguir adelante. Cuando no perdonas, no te conviertes en la persona que imaginas. No importa la gravedad o el número de tus errores, siempre debes tomar una decisión consciente de perdonarte a ti mismo.

4. SÉ FIEL A TI MISMO

Otro aspecto del ser humano es que la mayoría de nosotros queremos el respeto y el afecto de los demás. Como resultado, la mayoría de nosotros nos preocupamos demasiado por lo que otros piensan y no piensan. El hecho es que todos somos diferentes, con nuestras propias y únicas personalidades y mentes. Algunos de nosotros somos callados y estudiosos, otros son extrovertidos y gregarios. Algunos de nosotros amamos la compañía de la gente; otros quieren estar solos. El punto es que nunca complaceremos a todos ni debemos intentarlo. Sé fiel a ti mismo y a la forma en que vives tu vida.




«Sé la mejor versión de ti. Hay demasiada gente tratando de copiar lo mejor de los demás. Tu verdadera excelencia se encuentra en tus propios dones únicos.»
Kristen Butler

5. PERSIGUE TUS PASIONES

La mayoría de las personas tienen algo que les encanta hacer, pero muchos otros están pasando su vida laboral haciendo algo que no les gusta. Según un estudio de Gallup de 2013 sobre el estado del lugar de trabajo en Estados Unidos, el 70% de los estadounidenses se describen a sí mismos como «desconectados» de su trabajo. En otras palabras, temen sus trabajos. No es fácil cambiar de profesión y perseguir tus sueños, especialmente si otros dependen de ti, pero eso no significa que no debas intentarlo.

Si tienes una vocación para hacer algo que te haga feliz, entonces persigue tu pasión. Si no sucede eso, pasa tu tiempo libre haciendo las cosas que amas.

6. EVITA LA NEGATIVIDAD

Echa un vistazo de cerca a tu familia, amigos y conocidos – ¿hay personas en tu círculo íntimo que irradian negatividad? En el trabajo, ¿hay compañeros de trabajo que se quejan constantemente y hacen que tu tiempo en el trabajo sea más difícil? Si es así, estas son las mismas personas que podrían estar afectando negativamente tu mentalidad. Aunque puedes (y debes) ser compasivo y positivo hacia ellos, no tienes que someterte a su negatividad permaneciendo en su presencia.

Si es necesario, mantén una conversación corta y respetuosa con ellos y expresa tus preocupaciones.




7. SÉ AGRADECIDO

A pesar de sus circunstancias difíciles, es muy probable que haya mucho por lo que estar agradecido – comida, un trabajo, un techo sobre tu cabeza, o una familia amorosa. Recuerda, hay muchas personas en el mundo que están viviendo vidas mucho más difíciles de lo que podemos imaginar pero que aún así siguen estando agradecidas. Piensa en las cosas que tienes y no sólo en las que no tienes.

8. RECUERDA QUE AYER ES SÓLO ESO

Es imposible tener un buen día hoy si todavía estás pensando y preocupándote por el ayer. Lo que sea que hayas encontrado o experimentado ayer no importa… hoy es un nuevo día. Lo hermoso de la vida es que no sabemos lo que viene después, y podría ser algo maravilloso. Si no, ¡siempre hay un mañana!

9. ESTAR PRESENTE

Estar presente simplemente significa aceptar las situaciones a medida que surgen, manteniendo el autocontrol. Si miras de cerca todos los problemas que enfrenta tu vida, notarás que muchos de los problemas se originan dentro de tu propia mente. Aunque ciertamente hay factores externos – un trabajo complicado, un horario estresante, problemas en casa y otras dificultades – es la forma en que nuestra mente trata con estas fuerzas externas lo que a menudo causa el problema.

Manejar el momento presente como viene, bueno o malo, sin pensar en el pasado o en el futuro. Sea lo que sea que estés haciendo, ya sea en el trabajo o en casa, haz sólo una cosa y no te preocupes por lo que vendrá después.

10. DISFRUTA DE TI MISMO

Recuerda disfrutar de tu vida y empaparte en cada momento de alegría. La vida es demasiado corta para preocuparse por las dificultades, las distracciones y lo que «puede» sucederte. Cualquier cosa que le traiga alegría – tu familia, amigos, ocio, ejercicio o algo más – haz esas cosas. Cuando estés en el trabajo, tienes que estar en el trabajo. Cuando estés en tu tiempo de ocio, haz las cosas que más disfrutas.

11. RECUERDA TU FUERZA

Cuando nos sentimos atrapados, tenemos una tendencia a sentirnos debilitados. Recuerda que eres mucho más fuerte de lo que a menudo crees. A veces, estar atrapado puede aumentar aún más la fuerza interior que ya posees. Algunos de los mayores logros de la historia fueron logrados por individuos que se sintieron atrapados o limitados en algún aspecto. Lo que hizo la diferencia fue su mentalidad y la capacidad de perseverar en los tiempos difíciles… no eres diferente. Recuerda la gran fuerza que ya posees y todo parecerá posible.

Esperamos que esto te ayude en tu viaje hacia la salida de tu situación estancada.

Fotografía: Alexander Dummer

¿Te ha gustado?






Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!