Los 7 errores de relación más tontos que los hombres suelen cometer

Los 7 errores de relación más tontos que los hombres suelen cometer

¿Alguna vez te has preguntado qué puedse estar haciendo para provocar que tu relación acabe? Aquí hay algunos errores comunes en las relaciones que los hombres a menudo pasan por alto.




Lo que hemos escrito en este artículo puede tocar un par de nervios, y si de hecho te deja inquieto o molesto, probablemente es exactamente lo que necesitas escuchar.

Las mujeres sólo tienen cierta tolerancia para que su pareja cometa errores y haga cosas que les molesten o les resulten poco atractivas. Tristemente, algunos hombres no entienden las indirectas que las mujeres dejan caer cuando quieren que esos errores sean remediados. En lugar de confiar en esas sugerencias, puede ser el momento de dar un paso atrás y echar un vistazo a lo que estás haciendo en tu relación.

En esta lista, nos alejaremos de los errores más obvios como ser abusivo o ser un completo imbécil. En cambio, voy a discutir algunas cosas aparentemente normales que los hombres hacen y que en última instancia alejan a las mujeres.

Si tu relación no está yendo tan bien como esperabas, puede ser porque estás cometiendo uno de estos 7 errores comunes de la relación.

1. Ser un hombre-bebé. Ella no quiere tener una relación con un niño demasiado grande. Ella quiere a alguien que pueda tomar decisiones, tomar la iniciativa y tener el control. Cada vez estamos viendo más y más que el hombre moderno se está volviendo débil, pasivo y poco asertivo. Si siempre estás tratando de complacerla, siempre preguntándole qué quiere hacer, y generalmente colocándola sobre un pedestal para adorarla, tengo noticias para ti. ¡Ella está resentida!




Las mujeres no quieren un novio débil y emocionalmente inestable. Quieren estar con alguien a quien respetan, que son iguales y no ser sus niñeras. Es importante tener tu propio punto de vista. Está bien a veces estar en desacuerdo en ciertas cosas, y tener tus propios intereses y deseos. No necesitas el permiso de tu novia para pensar.

Deberías ser tu propio hombre primero, y su novio después. ¡No al revés!

2. Descuidar del crecimiento personal. Demasiados hombres se dan por vencidos en cuanto tienen una relación duradera. Dejan de intentar ser mejores, dejan de cuidarse a sí mismos y se instalan en una vida de mediocridad y comodidad porque ya han encontrado a alguien que los aceptará por quienes son.

No te estás cuidando y creciendo como persona para conocer mujeres. Lo estás haciendo por ti mismo. La falta de crecimiento, impulso y concentración en la vida de un hombre pronto llevará a la infelicidad.

La superación personal es un desafío personal continuo. No dejes que el consuelo de estar en una relación te impida crecer como una mejor persona.




3. Olvidando a tus amigos. Por supuesto, pasarás menos tiempo con ellos, y probablemente no irás arrastrándote por los bares tratando de ligar con mujeres, pero eso no debería cambiar fundamentalmente quién eres. Tus amigos siguen siendo tus amigos, y si no tienes una vida fuera de tu relación, simplemente te mantienes encerrado con tu novia.

Tus amigos estuvieron ahí para ti al principio, y si las cosas se ponen feas, estarán ahí para ti al final, siempre y cuando no los hayas alejado a todos. Puede parecer una visión demasiado pragmática, pero es la realidad. La mayoría de las relaciones en las que te metes no serán felices para siempre. Por eso es importante mantener un círculo social fuera de tu relación.

Comer algo con los amigos es una buena manera de salir de casa y tener un grupo de amigos masculinos. Hay ciertas cosas de las que, como hombre, quieres poder hablar con otros hombres, sin mencionar los beneficios generales de la unión y la amistad entre hombres.

Seamos honestos, no te gusta cuando tus amigos ambian por una nueva relación y abandonan a sus amigos, ¡así que no se lo hagas a ellos tampoco!

4. Renunciar a tus sueños. Como se mencionó en el punto 2, la vida no (o al menos no debería) terminar tan pronto como se entra en una relación seria. Debes ser feliz dentro y fuera de tu relación. Ambas partes deben tener un significado para tu vida que se extienda más allá del uno al otro. Esto significa perseguir tus sueños y vivir tu vida.

No importa lo dedicado que seas a tu pareja, debes tener una meta que se extienda más allá de los límites de tu relación. Enriquecer tu propia vida también ayuda a enriquecer la relación que tienes con tu novia, ya que es una forma de compartir nuevos conocimientos y experiencias.

Sólo piénsalo: ¿No sería tu novia mucho más feliz de estar con un hombre que trabaja para alcanzar su sueño, a diferencia de un hombre que parece estar viviendo su vida sólo por ella?

5. Obsesionarse con ella. Había vida antes de tu novia, y hay vida más allá de tu novia. Estoy seguro de que es genial, encantadora, dulce y todo eso. Por eso estás con ella, ¿verdad? Pero no importa lo tentador que sea pasar todo el tiempo con ella, deberías dar un paso atrás y ver si estás empezando a asfixiarla con demasiada atención.

Dedicar toda tu vida para atenderla puede parecer dulce, pero eso es sólo si eres un personaje en un comedia romántica. Las mujeres de verdad empezarán a resentirse si ya no le das espacio. Y pensará que estás loco si dejas todo lo que tienes en tu vida por ella.

6. Estar demasiado celoso. Un poco de celos de vez en cuando es en realidad saludable, pero ser desconfiado y controlador no es ni romántico ni deseable. Si siempre quieres ver su teléfono o seguirla por todas partes por miedo a que preste atención a otro tipo, esto es indicativo de un problema de confianza profunda. Tu novia puede entonces empezar a preguntarse qué podría haber hecho para merecer tus celos obsesivos.

La inseguridad es un culpable común en los hombres que son muy celosos. Cuando te sientes inseguro, te sientes como si esa mujer maravillosa, a quien amas y deseas, pudiera encontrar a alguien que es mejor que tú. Necesitas darte cuenta de que ella te eligió, y a menos que te esté dando una razón para dudar de su fidelidad, no debes dejar que tu inseguridad y tus celos se apoderen de ti.

7. Quedarse atrapado en una rutina romántica. Aunque no siempre se puede mantener el mismo nivel de emoción que al principio de la relación, es importante tratar de mezclar las cosas y hacer cosas nuevas juntos. Si no lo intentas al menos, sólo terminarás centrándote en las rutinas cotidianas y mundanas que pasan por un «buen rato» juntos. Las relaciones íntimas puede volverse monótonas, las noches de citas pueden sentirse como una tarea, e incluso vuestra actividad favorita juntos puede perder su encanto. Al final, esto puede hacer que tu novia se sienta atrapada en una relación que ha perdido su chispa.

Aunque, como hombre, no eres el único responsable de mantener viva la emoción en tu relación, es posible que tu novia secretamente esté esperando que de repente la lleves a un viaje sorpresa por carretera o la lleves a una cena romántica casera, con velas y melodías de jazz. Un poco de espontaneidad hará maravillas en tu relación, así que nunca dejéis pasar la oportunidad de introducirla en vuestras vidas.

Estos 7 errores están lejos de ser los únicos que los hombres cometen en las relaciones, pero son algunos de los más grandes e importantes. ¡Si no empiezas a trabajar para remediar estos errores, pronto te encontrarás soltero!

Fotografía: Emma Dau

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!