15 Fobias extrañas relacionadas con la comida

15 Fobias extrañas relacionadas con la comida

Generalmente se acepta que las fobias aparecen principalmente por una combinación de eventos traumáticos y factores genéticos. Las fobias se pueden dividir en fobias específicas, fobia social y agorafobia. Muchas fobias específicas se pueden remontar a un evento desencadenante específico, generalmente una experiencia traumática a una edad temprana. Se cree que la herencia, la genética y la química cerebral se combinan con las experiencias vitales y juegan un papel importante en el desarrollo de las fobias. Las fobias específicas también se pueden dividir, las hay relacionadas con personas, animales, comida, colores, números, naturaleza, situaciones específicas, etc.




Las fobias no son raras. De hecho, de acuerdo con la Anxiety and Depression Association of America, sólo en Estados Unidos hay alrededor de 19 millones de personas que experimentan fobias tan graves que impactan en sus vidas de una manera significativa.

En este artículo, discutiremos 15 fobias extrañas relacionadas solamente con la comida.

1- Cibofobia: Miedo a comer

Las personas que sufren de esta fobia le temen a los alimentos y bebidas en general o a algunos alimentos específicos como los perecederos, los alimentos poco cocidos, las sobras y las fechas de caducidad. Además, pueden tener dificultades para comer en un restaurante o en la casa de alguien donde no tienen una visión o control sobre la comida preparada. Así que básicamente prefieren preparar su propia comida.

2- Araquibutirofobia: El miedo a que la mantequilla de cacahuete (maní) se pegue al techo de la boca




En realidad no es el miedo a la mantequilla de cacahuete como objeto, sino más bien el miedo a que la mantequilla de cacahuete se pegue al paladar. Puede estar relacionado con el miedo a ahogarse o simplemente ocurre por sí solo. La gravedad depende de cada individuo. Algunas personas pueden comer porciones pequeñas mientras que otras tratan de eliminarlas completamente de su dieta. Esta fobia puede extenderse a cualquier alimento relacionado con el cacahuete como helado o galletas de mantequilla de cacahuete, salsas de cacahuete, etc.

3- Aliumfobia: Miedo al ajo

Las personas que sufren de esta fobia no pueden comer ni oler ajo. Además, evitan otras plantas picantes como la cebolla, el cebollino y la chalota. Además, no pueden comer comidas que contengan ajo; no pueden sentarse en un lugar donde también puedan oler ajo. Por lo tanto, prefieren comer en casa, donde hacen su propia comida para asegurarse de que sea comestible.

4- Ictiofobia: Miedo a los peces

Hace que la gente fóbica tenga miedo de todo tipo de peces, incluso de los más pequeños e inofensivos, tanto vivos como muertos. Al igual que la ostraconofobia, estas personas evitarían nadar o caminar sobre puentes o incluso ir a ver los acuarios. Además, nunca comerían pescado ni lo tocarían ni lo mirarían. Incluso evitarían los restaurantes de mariscos y vivir cerca del mar.




5- Ostraconofobia: Miedo a los mariscos

Las personas que lo padecen pueden sentir una gran ansiedad en presencia de un marisco o incluso cuando alguien lo está comiendo cerca de ellos. Este miedo involucra todo tipo de mariscos como gambas, langostas, camarones, cangrejos o mejillones. Aquellos bajo esta condición pueden tomar decisiones importantes de vida como vivir en el interior y evitar el mar y todos los restaurantes de mariscos sólo para reducir las posibilidades de que se encuentren con un marisco.

6- Deipnofobia: Miedo a cenar

Es el miedo de cenar con gente y conversar al mismo tiempo. Tal vez estés emocionado por tu próxima cena, pero esa gente fóbica preferiría saltársela. Por lo general, comen en silencio, solos, y si cenan con otros, esperan que también lo hagan en silencio. Esta fobia se incluye en la categoría de fobia social. Puede ser desencadenado por un evento traumático previo, como una vergüenza en una cena o una terrible cita a ciegas.

7- Mortuusequusphobia: Miedo al ketchup

¿Te gusta poner ketchup en casi toda tu comida? Probablemente es una idea terrible hacerlo cerca de una persona que sufre de esto. La Mortuusequusphobia es el miedo al ketchup. Nunca pueden saborearlo, ni tocarlo, ni olerlo. Simplemente no les gusta la textura y el color; no está ciertamente relacionado con la sangre o los tomates. Si están comiendo contigo, no deberías pedirles que te pasen la botella de ketchup, y preferiblemente no la uses en absoluto.

8- Turofobia: Miedo al queso

Las personas con esta afección no pueden comer ni tocar el queso. La textura y el olor pueden provocarles un ataque de pánico o sudor frío. Puede estar relacionado con un recuerdo traumático o intolerancia a la lactosa. Melissa North de la Universidad de Kent explica a Dailymail lo que es sufrir de Turofobia. Ella dice: «Ir a un supermercado y ver todos los quesos apilados juntos me da pánico – realmente tengo que luchar para mantenerlos juntos. Si alguna vez hay una noticia o un documental en la televisión que muestre queso, tengo que cambiar de canal inmediatamente«. Además, a los turofóbicos les puede disgustar un tipo de queso más que otros, mientras que unos odian el queso azul. En su caso, el que más odia ella es el queso en crema debido a su textura suave y pegajosa, seguida por el queso azul.

9- Mageirocofobia: Miedo a cocinar

Todos podemos estar nerviosos mientras cocinamos para los invitados y preocupados si la comida no sabe deliciosa o si la presentación no es tan perfecta como queremos que sea. Pero cuando este sentimiento llega al extremo hasta el punto de que se convierte en uno de tus problemas diarios, eso es una fobia. Este miedo puede tomar diferentes formas. Algunas personas tienen miedo de cocinar para un grupo grande de personas mientras que otras ni siquiera son capaces de preparar algo de bacon o hacer huevos revueltos. Hay muchas razones por las cuales alguien sería mageirocófobo. Esas razones pueden dividirse en 2:

  • Miedo al proceso de cocinar: miedo a cortarte o quemarse o a las técnicas de cocción que no dominan del todo, miedo a los condimentos, preocupaciones sobre la presentación, miedo a la receta, etc.
  • Miedo con respecto a los resultados de cocinar: posibles enfermedades derivadas de la preparación, servir alimentos no comestibles: comidas mal cocidas o demasiado cocidas, etc.

10- Fagofobia: Miedo a tragar

Para la mayoría de las personas la acción de tragar es tan simple como respirar, pero en algunas condiciones, ese no es el caso. Por lo general, ocurre debido a un evento horrible relacionado con la asfixia o la deglución de una manera anormal o debido al miedo a alguna comida. Aquellos que temen tragar pueden encontrarse físicamente incapaces de hacerlo una vez que se ponen demasiado ansiosos. La tensión puede hacer que los músculos de la garganta se contraigan y se sientan como un bulto en la garganta. Sin embargo, encontrar una zona de confort para hacer frente a esta fobia puede ayudar con la alimentación, como tratar de mantener la calma y comer con pequeños bocados y sorbos de bebidas o agua, también usando un distractor como la televisión y música tranquila.

11- Chiclefobia: Miedo a masticar chicle

Esas personas se irritan cuando alguien mastica chicles; odian los chicles y su textura y su aspecto e incluso el sonido que producen. También se relaciona principalmente con un evento terrible durante la infancia con un chicle. Un gran ejemplo es Oprah Winfrey. Prohíbe chicles en su estudio de producción. Durante su entrevista con la revista People, dijo: «Odio masticar chicle. Me enferma sólo de pensarlo. Cuando la gente mastica de forma muy sonora o se lo saca de la boca, eso es lo peor«. Vinculó su fobia a un recuerdo de su infancia: no le gustaba la forma en que su abuela solía masticar chicles.

12-Acerofobia: Miedo a la acidez

Es el miedo a la comida ácida. Las personas fóbicas evitarían cualquier cosa ácida como limones, limas, naranjas, encurtidos, caramelos ácida, etc. También sufren de ansiedad y ataques de pánico si alguna vez comen comida ácida. Además, comer al aire libre puede resultarles complicado. Algunas personas con esta fobia la llevan al extremo y comen sólo la comida que ellos mismos preparan o incluso la misma comida todos los días.

13- Consecotaleofobia: Miedo a los palillos

Es un miedo irracional a los palillos. Se puede vincular a un evento relacionado con la cultura, la gente y la comida asiática. Las personas que sufren de esta fobia específica no pueden usar palillos ni permanecer cerca de ellos ni ver a alguien usarlos; de lo contrario, sufrirían un ataque de pánico o ansiedad como cualquier otra fobia. Además, podrían evitar cualquier restaurante que sirva comida asiática.

14- Emetofobia: Miedo al vómito

Las personas que sufren de esta fobia harían cualquier cosa para evitar el vómito. Esto incluye el miedo de ver el vómito, hacer la acción de vomitar o ver a alguien haciéndolo ya sea en lugares públicos o privados. Es común que esas personas estén por debajo de su peso. Para escapar de la situación, las personas fóbicas harían cualquier cosa, desde morirse de hambre o permanecer con dolor o huir si está relacionado con otra persona. Los factores varían de un caso a otro, como una experiencia traumática con vómitos o abuso infantil.

15- Neofobia alimentaria: miedo a nuevos alimentos

Es una mezcla de neofobia y cibofobia. Es más común en niños que en adultos. Probar nuevos alimentos para algunas personas parece una experiencia emocionante, mientras que para otras es aterrador; por lo tanto, se sienten seguras al consumir sólo la comida normal que siempre han comido.

Para concluir, si tienes alguna de estas fobias o síntomas como falta de aliento, mareos, náuseas, ritmo cardíaco acelerado, ansiedad, depresión, ataques de pánico, sudor frío, miedo repentino y dolor en el pecho o si sientes que tiene un impacto grave en tu vida diaria, por favor trata de buscar ayuda.

Fotografía: Kate Voytsutskaya

Temas:

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!