Las rupturas no tienen que ser dolorosas: 10 maneras de romper con tu pareja con amor

Las rupturas no tienen que ser dolorosas: 10 maneras de romper con tu pareja con amor

Cuando estamos en una relación con la persona que amamos, ninguno de nosotros piensa en una posible ruptura, y mucho menos se está preparado para eso. Desafortunadamente, tu relación a veces llega a un punto en el que no puede ser salvada. A veces llegas a un punto en tu relación en el que es más difícil y doloroso para ti permanecer con tu pareja que romper con ella.




Muchas personas deciden quedarse con su pareja aunque ya no son felices en la relación porque tienen miedo de cómo la ruptura le afectará tanto a ellos como a su pareja. Pero la verdad es que las rupturas no tienen que ser difíciles y dolorosas. Puedes poner fin a su relación y dejar a su pareja de una manera sana, amistosa y amorosa. Pero puedes romper con tu pareja sin que herirla.

Aquí hay 10 maneras en que puedes hacerlo:

1. Acepta la responsabilidad de tus propios errores y malas acciones.

Nunca culpes a tu pareja por su mal comportamiento. Si les has sido infiel, admite que fue culpa tuya y de nadie más. No hagas que tu pareja se sienta responsable de tus propios errores.

2. Acepta el hecho de que el amor no siempre es suficiente para mantener a dos personas unidas.




Acepta el hecho de que, independientemente de la conexión profunda y fuerte que han tenido dos personas, a veces simplemente se separan y nada puede cambiar eso.

3. Trata a tu pareja con respeto y dignidad.

Respeta a tu pareja aunque ya no quieras tener una relación con ella. Da lo mejor de ti para evitar tratarla con hostilidad y falta de respeto.

4. No te apegues a los posibles resultados de la ruptura.

Es posible que desees que tú y tu pareja sigáis siendo amigos después de la ruptura o que tu pareja admita todos sus errores y malas acciones cuando rompáis. Sin embargo, sea cual sea tu deseo, no te apegues a él. En su lugar, permite que el Universo, la Fe, o lo que sea, te guíe y deja que las cosas sean como deben ser.




5. No te culpes a ti mismo.

No seas duro contigo mismo. En el viaje llamado vida, nos encontramos con experiencias tanto positivas como negativas, y estas últimas son las que te ayudan a crecer, ser más sabio y más fuerte.

6. Date tiempo para llorar.

Independientemente de quién se haya ido, tienes derecho a llorar. Tienes derecho a sentirte decepcionado. Tienes derecho a estar enfadado contigo mismo. Por lo tanto, tómate todo el tiempo que necesites para lamentarte y procesar tus emociones, pero nunca te dejes llevar por la autocompasión.

7. Dale a tu pareja un poco de espacio.

No esperes que tu pareja se convierta en tu mejor amiga justo después de la ruptura. En su lugar, trata de comprender que ellos también necesitan tiempo para enfadarse, sufrir, desahogarse y curar sus heridas.

8. Permítete sentir satisfacción y alegría.

Así como se te permite sentir pena y desilusión cuando rompes con alguien, también se te permite sentir satisfacción, alegría, placer y libertad. Tienes derecho a sentirte así.

9. Cree en ti mismo.

Reconoce que no necesitas estar en una relación con alguien para sentirte feliz, realizado, reconocido, respetado y amado. Reconoce que estás completo exactamente como eres.

10. Recuerda que tu felicidad y paz interior son más importantes que tu estado de relación.

Recuerda que el amor propio y el respeto a ti mismo son más importantes que el amor y el respeto que otra persona puede ofrecerte.

Fotografía: Priscilla Du Preez

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!