11 citas para recordar cuando te sientes lleno de ira

11 citas para recordar cuando te sientes lleno de ira

La ira puede devorarte si lo permites. Cuando algo desfavorable sucede en nuestras vidas, puede parecer demasiado fácil atacar, ponerse a la defensiva y reaccionar de manera exagerada antes de pensar realmente en las consecuencias de nuestras palabras y acciones. Este mundo puede ser increíblemente frustrante, y es fácil perder los estribos de vez en cuando. Cuando sientas que tu sangre empieza a hervir la próxima vez, consulta estas frases y citas para mantener tu ira bajo control.




11 CITAS PARA RECORDAR CUANDO TE SIENTES LLENO DE IRA

1. «Todos los días debes desaprender las cosas que te frenan. Debes deshacerte de la negatividad, para que puedas aprender a volar.»
Leon Brown

Incluso si tu día comienza de una manera que te hace sentir frustrado y abrumado, recuerda respirar profundamente, centrarte y recordar tus intenciones para el día. No tienes el poder de controlar cada cosa que te pasa, pero puedes controlar cómo reaccionas a ellas y qué tipo de energía traerás a cada momento.

2. «Sabía que había madurado cuando me di cuenta de que cada situación no necesita una reacción, a veces sólo tienes que dejar que la gente haga las cosas que hace.»

No tienes que reaccionar ante todo en la vida. A veces lo mejor que se puede hacer es permanecer en silencio y alejarse. No vale la pena enfadarse demasiado, así que recuerda que tienes el poder de elegir cómo reaccionarás, y que tienes una cantidad limitada de energía. No la desperdicies en cosas y personas que al final no importan.

3. «Dentro de un par de años, todo lo que te estresa ni siquiera importará. Sigue avanzando.»




Lo que importa ahora parecerá insignificante en el futuro. No exageres ni pongas demasiado énfasis en las pequeñas cosas. Mire el panorama general, disfruta de la vida y no te tomes el viaje demasiado en serio.

4. «Concéntrate en amar y crear, no en chismes y odios.»
Kristen Butler

Tanto odio y animosidad innecesarios fluyen desenfrenadamente en la sociedad, y no tiene por qué hacerlo. Podemos crear el mundo que deseamos, así que si queremos un mundo más amoroso y compasivo, debemos acabar con la ira y las conversaciones de baja vibración.

5. «No te enojes con personas o situaciones. Ambos son impotentes sin tu reacción.»

Tu reacción básicamente permite que una situación se desarrolle de cierta manera. Por lo tanto, al no dar tu energía a las personas y a las cosas que no la requieren, puedes conservar esa energía para las cosas que realmente te importan. Estar molesto sólo significa que has renunciado a tu poder para dárselo a los demás y permitirás que las personas controlen tus emociones. Recuerda siempre que tienes el gobierno total sobre tus propias emociones, y no tienes que dejar que otros se metan bajo tu piel.




6. «A veces… tienes que dejarlo ir para permitir que mejores cosas entren en tu vida.»

A veces una puerta cerrada sólo significa que cosas mejores están en camino desde otra dirección. Eventualmente tienes que dejar ir lo que ya no te sirve para atraer lo que servirá a la evolución de tu conciencia de la mejor manera.

7. «Cuanta más ira hacia el pasado llevas en tu corazón, menos capaz eres de amar en el presente.»
Barbara De Angelis

Aferrarse al pasado sólo retrasará los regalos que puedes recibir en el presente y las bendiciones que te esperan en el futuro. El pasado sirve para algo, pero sólo puede enseñarte si aplicas esas lecciones al presente y al futuro. Habitar en el pasado no te permitirá seguir adelante, y te mantendrá en un estado de constante frustración e ira.

8. «Ya no me enfado más. Sólo lo acepto por lo que es y sigo adelante.»

La ira sólo te duele al final, así que recuerda que tienes el poder final para aceptarla y aprender una lección de ella, o para retenerla y permitir que el evento o la persona te controle. No podemos controlar lo que sucede en este mundo, pero sí podemos controlar cómo respondemos a él.

9. «Agarrarse a la ira es como beber veneno y esperar que la otra persona muera.»

Como ya hemos dicho, la ira sólo te hace daño al final. No te aferres a emociones que te agotan mental, física y emocionalmente. Permite que la ira pase a través de ti, siéntela completamente, y libérela para que puedas seguir adelante y no aferrarte a la energía dañina.

10. «Puedes salir amargado o puedes salir mejor. Hay un propósito en tu dolor.»

Recuerda siempre que la ira sirve para algo de lo que no siempre tenemos conciencia. Ya sea que la ira existe para mostrarte una nueva perspectiva, seguir adelante o darte cuenta de algo dentro de ti en lo que aún necesitas trabajar. Sin embargo, todas estas razones tienen un propósito y mejorarán con el tiempo.

11. «Goosfraba.»

Una de las técnicas de Nicholson en la serie «Terapia con Charlie», para suprimir o suavizar ataques de ira era repetir la palabra «goosfraba» respirando profundamente hasta que la ira se iba. ¿Podemos probar, no?

Fotografía: werner22brigitte

¿Te ha gustado?






Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!