12 hábitos de las personas que crean su propia felicidad

Carpe Diem significa “aprovechar el día” en latín. El “hoy” es único y nunca podrás tener otro igual. Disfrútelo mientras dure. La felicidad también tiene que ser aprovechada. La felicidad no te sucede a ti, sucede por ti. El resto de personas no pueden hacerte feliz. Tienes que encontrar y aprovechar tu propia felicidad. Tienes que aprovecharla todos los días de tu vida.




AQUÍ HAY 12 PASOS PARA APROVECHAR SU FELICIDAD TODOS LOS DÍAS:

1. ELIJA SER FELIZ

La felicidad es una opción. No sucede por accidente. Usted decide cada día si va a ser feliz. Nada fuera de si mismo puede cambiar eso a menos que elija hacerlo. Sea positivo sobre usted y su vida. No permita que lo que le sucede o los problemas alteren su felicidad para ese día. Trate a todos los días como un regalo que no podrá conseguir mañana y saque el máximo provecho de ello. Haga que todos los días sean el mejor día de su vida. Como dijo Ralph Waldo Emerson: “Por cada minuto que te enfadas perderás sesenta segundos de felicidad“.

2. DEJE DE PREOCUPARSE

Si usted tiene los recursos para arreglar algo, entonces arréglelo, de lo contrario deje de preocuparse por ello. La preocupación nunca resolvió nada. Todo lo que hace es inhibir su felicidad. Así que haga lo que pueda cuando pueda para que pueda y deje el resto para cuidar de sí mismo. Mark Twain lo dijo mejor: “Preocuparte es como pagar una deuda que no debes“.

3. CAMBIAR EL PENSAMIENTO NEGATIVO

A veces somos nuestros peores críticos. Cuando su crítico interior levante la cabeza, empújelo hacia abajo y dígale que se calle y se quede sentado. Lamentarse no resuelve los problemas o complejidades en su vida, ni contribuye a la solución. Después de todo, esos pensamientos negativos le mantienen atrás y le alejan de su felicidad.

4. PERDONAR Y OLVIDAR

Mantener un rencor no hace nada para arreglar una mala situación y sólo le recordará el daño. Aferrarse a un rencor sólo hará que le duela una y otra vez sin cambiar a la persona que le hizo daño. Déjelo ir y continúe con su vida. Deje de pensar en esas viejas heridas y déjelas curar con el tiempo. El perdón es el dulce don de la libertad para sí mismo, y no necesariamente para la otra persona.

5. SEA AGRADECIDO

No importa lo poco que tenga, siempre hay cosas por las que estar agradecido. Encuentre esas cosas y abrácelas como si su vida dependiera de ellas. Reconocer cosas en su vida que son buenas, beneficiosas o que le hacen feliz y aceptarlas elevará su nivel de felicidad. Cuando se está agradecido, no se detiene en lo que le falta, sino en lo que se tiene en abundancia.




6. EL DINERO NO PUEDE COMPRAR LA FELICIDAD

El dinero puede comprar placeres pero no felicidad. El placer es temporal y no llena ese agujero interior. Ninguna cantidad de dinero puede reemplazar la verdadera felicidad y la alegría. Perseguir el dinero es una carrera sin fin y sin línea de meta. Concéntrese menos en lo que no puede tener y más en lo que tiene.

7. CONSTRUIR AMISTADES

Las amistades son el fundamento de la verdadera felicidad. Le ayudarán a levantarse cuando no pueda levantarse. Junto a ellos podrá lograr lo que ninguno de nosotros puede lograr solo. Construya sobre amistades existentes y cultive nuevas. Encuentre amigos con los que pueda hablar y hacer cosas. Un solo palo se puede romper pero un manojo de ellos no. Encuentre la fuerza y ​​la resiliencia juntos y usted nunca se podrá romper.

8. PARTICIPAR EN ACTIVIDADES SIGNIFICATIVAS

Deje de ser un zombi de sofá y haga algo que valga la pena con su tiempo. Si fuera su último día en la Tierra, ¿realmente querría ponerse a ver todo el día programas de televisión? Haga algo nuevo, encuentre su propia aventura. Aventúrese en la naturaleza y disfrute de la belleza de esta vida.

9. NO SE COMPARE A LOS DEMÁS

Los medios de comunicación social solo muestran los aspectos altamente seleccionados de la vida de alguien. Usted nunca conseguirá realmente ver el lado gris de la rutina diaria de esas personas. Deje de compararse con ellos. Haga cosas que le hagan sentir feliz no lo que cree que la gente pensará que es impresionante.

10. SEA AMABLE CON LOS DEMÁS

Sea amable con los demás y serán amables con usted. Lleve la felicidad a alguien que la necesita y se encontrará compartiendo su felicidad. La felicidad es contagiosa y usted puede ser un portador si realmente quiere serlo. Así que vamos a difundir un poco de amor. Hay un gratificante sentimiento de gratitud cuando se hace algo por alguien que no se lo espera.




11. DISFRUTE DE LOS PLACERES SENCILLOS DE LA VIDA

Encuentre placer en las cosas simples – un gran sándwich, una hermosa puesta de sol, un día lluvioso o una cerveza fría en un día caluroso. No de nada por hecho. Duchas calientes, una cama caliente y un techo sobre su cabeza son placeres indescriptibles después de haber sido privado de ellos por un tiempo. Los recuerdos no pueden ser robados; Siempre los tendrá con usted, así que vaya a generar algunos buenos recuerdos para que después lo acompañen en los tiempos complicados.

12. CREAR Y ALCANZAR METAS PARA SI MISMO

Establezca metas pequeñas alcanzables para usted. Haga algo para esforzarse, para salir de la cama o para hacer simplemente de una tarea aburrida un desafío. Alcanzar metas y lograr cosas le hará feliz. No habrá perdido un día; habrá logrado algo que pensaba que no haría. Hizo que algo sucediera. Cada día, encuentre algo que le haga feliz y haga que suceda.

¿Le ha resultado útil este artículo? Por favor difúndalo si es así…


¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!