Cómo manejar la ansiedad relacionada con la salud

¿Te encuentras a menudo preocupado excesivamente por tu salud? Cuando escuchas algo sobre una enfermedad en Internet o en la televisión, ¿empiezas a preocuparte por si la tienes?




No estás solo. Muchas personas sufren de ansiedad relacionada con la salud: un miedo poco realista a tener o adquirir una condición médica seria, o a preocuparse desproporcionadamente por los síntomas físicos que estás experimentando. Para algunos, este tipo de ansiedad puede ser una preocupación ocasional y manejable. Otros sufren constantes e intensos dolores de preocupación por el temido estado de salud.

Es importante entender dónde estás en este espectro. Saber cuán grave y frecuentemente tus preocupaciones de salud están afectando tu vida te ayudará a guiar tus decisiones sobre cómo tratar tu ansiedad.

¿Cómo de incapacitante es tu ansiedad relacionada con la salud? Digamos que te olvidas de lavarte las manos después de usar un baño público y te preocupas brevemente por la exposición a los gérmenes. La preocupación es pasajera a medida que avanzas en tu ajetreado día. O tu preocupación puede ser mucho más debilitante. Puedes incluso evitar los baños públicos a toda costa, temiendo la contaminación y convencido de que vas a contraer una enfermedad.

El grado de deterioro asociado con estas dos respuestas es claramente diferente. En la primera respuesta, la preocupación es fugaz y no causa un deterioro extremo. Lo más probable es que sea incómodo y un poco molesto, pero todavía puedes funcionar y asumir tus responsabilidades. Sin embargo, con la segunda respuesta, tus actividades diarias se interrumpen. Puedes decidir quedarte en casa para evitar tener que ocuparte de los baños públicos. Por lo tanto, el grado de preocupación/ansiedad que estás experimentando es importante.

La frecuencia también es importante: ¿con qué frecuencia experimentas este tipo de preocupación y ansiedad? ¿Es ocasional o constante? ¿La ansiedad te impide ocuparte de tus responsabilidades diarias, interrumpe tu sueño o causa una alteración del apetito? Recuerda, no todas las preocupaciones son iguales.




Si el grado de ansiedad relacionada con la salud que estás experimentando parece estar causándote un impedimento significativo, por favor busca un profesional de salud mental que se especialice en el tratamiento de la ansiedad y programa una consulta. Si este tipo de ansiedad relacionada con la salud se deja sin tratar, es muy poco probable que se resuelva por sí sola. Existen estrategias de tratamiento efectivas disponibles que te ayudarán a lidiar con este tipo de ansiedad.

Mientras tanto, cuando te encuentres luchando con este tipo de ansiedad relacionada con la salud, te sugeriría que uses una estrategia cognitiva conductual efectiva llamada el Modelo A-B-C. Es muy sencillo de implementar – sigue estos tres pasos:

1. Identificar el evento que la activa – ¿qué pasó que te causó una preocupación relacionada con la salud?
2. ¿Qué hiciste? ¿Cuál fue tu comportamiento?
3. ¿Cuál fue la consecuencia de tus acciones?

Comienza a llevar un registro A-B-C de tus preocupaciones relacionadas con la salud y compártelo con el profesional de salud mental. Esta información será útil para cambiar estos comportamientos.

A medida que empieces a lidiar con estas preocupaciones y ansiedades, se amable contigo mismo y evita los pensamientos de juicio si es posible. Trata de acercarte a tus preocupaciones y ansiedades con curiosidad y amabilidad.




Artículo original por Saundra Jain. Psicólogo y afiliada clínica adjunta de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Texas en Austin.

Fotografía: Kat Jayne

Temas:

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!