20 preguntas que absolutamente debes hacerte en la vida

Saber la respuesta te ayudará en la escuela. Saber cómo preguntar te ayudará en la vida“. Warren Berger

¿Sería el mundo un lugar mejor si nos preguntáramos más a menudo? De hecho, se puede argumentar que sí.




La triste verdad es que gran parte de la sociedad acepta la respuesta más que la pregunta. Quizás en ninguna parte del mundo esta tendencia es más evidente que en los países occidentales, donde pretender saber la respuesta a veces es suficiente para ganarse a la gente.

Contrasta esto con lugares como Japón; un país donde actuar con humildad, admitir que no sabes, y hacer preguntas es muy respetado. De hecho, es una insignia de honor.

Por otra parte, muchos de nosotros descuidamos un componente esencial del descubrimiento personal: el autocuestionamiento. ¿Cuántos de nosotros nos autocuestionamos proactivamente? No muchos. En parte esto se debe a que la sociedad nos “prepara” de alguna manera.

¿Alguna vez has oído a uno de tus profesores decir: “Bien, clase, vamos a pasar la próxima hora haciéndonos estas importantes preguntas de la vida…” Derramamos cientos de miles de millones de los contribuyentes en el sistema educativo – y la gran mayoría de los niños nunca aprenden el concepto de autocuestionamiento (o pensamiento crítico, para el caso).

Entonces, ¿qué preguntas deberíamos hacernos? No podemos responder a eso por ti, pero podemos darte algunas ideas.




Para facilitar la lectura y evitar abrumar, dividiremos las siguientes 20 preguntas en cuatro categorías: tu persona, tu profesión, tu producción y tus “otras cosas”.

HE AQUÍ 20 PREGUNTAS QUE DEBERÍAS HACERTE EN LA VIDA:

TU PERSONA

Sin lugar a dudas, examinar a tu persona -o lo que te hace ser tú mismo- es el componente más vital del autodescubrimiento.

Dicho esto, es natural no tener una respuesta clara a estas preguntas a veces. La vida tiene una forma un tanto complicada de hacérnoslo entender… así que por favor no seas duro contigo mismo.

1. ¿Soy feliz?

2. ¿Sigo aprendiendo?




3. ¿Estoy donde quiero estar?

4. ¿Estoy viviendo mi vida como quiero vivirla?

5. ¿Estoy dando y recibiendo amor?

TU PROFESIÓN

Pasamos cerca de la mitad de nuestras horas de vigilia en esta Tierra trabajando – lo cual puede ser bueno o malo, dependiendo de tu percepción. No todos somos lo suficientemente afortunados como para trabajar en un trabajo que nos encanta, pero este no debería ser el centro de atención aquí.

En realidad, sin importar si haces algo que te gusta o no, un trabajo y un ingreso son cosas por las cuales debes estar agradecido (ver preguntas #2 y #4 de este bloque.) Además, siempre puedes hacer un cambio profesional para mejor.

1. ¿Estoy haciendo algo que me hace feliz?

2. ¿Estoy esforzándome en mi trabajo?

3. ¿Estoy eligiendo seguir con esta profesión? ¿Por qué?

4. Estoy agradecido por este trabajo e ingresos porque me permite….

5. ¿Estoy haciendo un esfuerzo para mejorarme profesionalmente?

TU PRODUCCIÓN

“Producción” en este contexto significa simplemente cosas que se crean intencionadamente. Estas cosas pueden ser conductuales (emociones, acciones, etc.) o de otro tipo (un producto, un servicio que tú proporcionas, tiempo de voluntariado, etc.).

En otras palabras: ¿Qué estás transmitiendo al mundo? (¡Hay una pregunta extra para ti!)

La producción también describe cómo se maneja el tiempo y los esfuerzos – dos cosas que son cruciales para llegar a donde se quiere llegar – y dejar el mundo en un mejor lugar.

1. ¿Estoy devolviendo algo a la sociedad?

2. ¿Estoy administrando adecuadamente mi tiempo y mis esfuerzos?

3. ¿Estoy haciendo un esfuerzo consciente para ser amable, servicial y generoso?

4. ¿Estoy mayormente involucrado en la vida; o estoy mayormente a la deriva?

5. ¿Qué es lo que quiero dejar atrás para los demás? (¿Por qué quiero ser recordado?)

TUS ‘OTRAS COSAS’

Tus preguntas sobre ‘otras cosas’ son preguntas que surgen de las profundidades de tu alma. Preguntas que tú – y sólo tú – puedes hacer y responder. Por ejemplo, este escritor se suscribe a la escuela de pensamiento de que el Universo te preguntará de vez en cuando – si estás “sintonizando” con él. Este es mi punto de vista, el cual – de ninguna manera – tiene la intención de influenciar a nadie.

En otras palabras, existen anhelos dentro del alma que requieren atención; y sólo a través de esta atención podemos acceder a lo inmaterial -o lo que algunos dicen, lo Universal- si es que existe.

Aunque la naturaleza de estas preguntas es altamente individualista, aquí hay algunos ejemplos básicos:

1. ¿Soy creyente o creo en el destino? ¿Destino o libre albedrío?

2. ¿Es el Universo capaz de enviar y recibir comunicaciones (por ejemplo, señales)?

3. ¿Hay más de un tipo de conciencia (por ejemplo, conciencia colectiva)?

4. ¿Hay una inteligencia superior? Si es así, ¿qué?

5. ¿Existe un componente inmaterial de la experiencia humana?

Palabras finales de sabiduría…

Lo importante es no dejar de preguntar. La curiosidad tiene su propia razón de ser“.
“Aprende de ayer, vive para hoy, espera para mañana. Lo importante es no dejar de preguntar”.

Albert Einstein

Esperamos que encuentres las respuestas a todas tus preguntas, forjes tu propio camino y lleves una vida bien vivida.

Fotografía destacada de Joel Pilger en Unsplash.


¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!