18 Problemas por tener una personalidad extrovertida pero en realidad ser tímida e introvertida

18 Problemas por tener una personalidad extrovertida pero en realidad ser tímida e introvertida

18 Problemas por tener una personalidad extrovertida pero en realidad tímida e introvertida

1. No eres antisocial, eres selectivamente social.




2. En un momento dado, tienes uno (tal vez dos) mejores amigos que son toda tu vida. No eres una persona de «grupo de amigos». No puedes seguir el ritmo de todo eso.

3. Las reuniones sociales que se supone que son «ritos de paso», como el baile de graduación, otros bailes y otras tonterías típicas, no son para ti. Tú lo entiendes. No quieres tener nada que ver con eso.

4. Cuando eliges honrar a una fiesta con tu presencia, eres la vida de la misma. Acabas bailando sobre la mesa y tomando chupitos hasta las 3 a.m.

5. … Luego te retira tres días de completa soledad para recuperarte.

6. Te esfuerzas por evitar a la gente, pero cuando inevitablemente tienes que interactuar con ellos, haces que parezca que no hay nada en el mundo que preferirías estar haciendo.




7. Las citas son raras, porque sonríes, te ríes y hablas en la cena, y luego no quieres responder a sus mensajes durante cuatro días, porque quieres que te dejen en paz…

8. Te acusan de coquetear con todo el mundo, lo que es hilarante, porque en realidad, sólo puedes tolerar como a cuatro personas.

9. Conservas un aire de misterio en ti, completamente involuntario. (No hay ningún misterio. Simplemente no sientes la necesidad de actualizar la esfera social sobre lo que está pasando en tu vida cada dos horas.)

10. Por no mencionar el hecho de que tienes días en los que estás twitteando y actualizando el estado cada cinco minutos… o borras tus cuentas durante un mes.

11. Te vuelves involuntariamente incómodo porque sientes la necesidad de ser un chaleco salvavidas social para otras personas, aunque tú también te sientas incómodo.




12. Nunca has entendido realmente toda la dicotomía «introvertido vs. extrovertido» (¿podemos llamarlo así?) Porque eres… ambos…

13. Siempre te meten en un lío porque la gente piensa que eres el más adecuado para ser el que da la presentación, se enfrente al jefe, de el discurso, etc. Mientras tanto, prácticamente estás vomitando por pensar en ello.

14. Navegas entre querer ser notado por tu arduo trabajo, deleitándose en la atención y logro que recibes, hasta hundirte y entrar en pánico por la idea de que alguien más te preste más de 30 segundos de atención.

15. La totalidad de tu ser es un enigma, así que no hace falta decir que la indecisión es tu Talón de Aquiles.

16. Estás en tu mejor momento en lugares como cafeterías y cafés: rodeado de gente, pero aún así cerrado y reservado para ti mismo.

17. Prefieres viajar solo, pero te encuentras con gente una vez que estás allí.

18. Te ha llevado años darte cuenta de que eres tímido. Años literales. Y cuando le dices a la gente, incluso a los miembros más cercanos de tu familia, que eres «en realidad sólo tímido«, se detienen, y luego sus ojos se agrandan y dicen: «Oh, Dios mío, tú también lo eres

Artículo original de Brianna Wiest.

Fotografía: Hadis Safari

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!