5 razones por las que la soledad es buena para ti

5 razones por las que la soledad es buena para ti

En este artículo, voy a discutir algunas de las razones por las que la soledad es buena para ti. Después de pasar por momentos difíciles, tanto en mi vida personal como profesional. He descubierto que la soledad me ha ayudado a pasar por ella día a día. En este mundo actual en el que estamos conectados instantáneamente, la mayor parte del tiempo, es muy difícil encontrar la soledad. Encontrar la soledad para mí es muy saludable. Aquí están algunas de mis razones personales y experiencias en la búsqueda de la soledad no sólo durante los tiempos difíciles, sino también durante aquellos momentos en los que piensas que sólo necesitas un tiempo a solas.




1. La soledad te ayuda a conocerte mejor.
Tendemos a escuchar las opiniones de los demás cuando se trata de nosotros mismos, sin darnos cuenta de que son principalmente opiniones de cómo nos ven los demás las que tenemos en cuenta inicialmente. Tener tiempo a solas en algún momento de nuestras ocupadas vidas nos permite evaluarnos, pensar con claridad y conocernos mejor. Podemos hacernos preguntas como: ¿Soy realmente lo que dicen de mí? Además, cuando experimentas la soledad, puedes hacer cosas por ti mismo sin que nadie te diga esto y aquello. Puedes escuchar tu voz interior, y cuanto más escuchas tu voz interior, más haces lo que quieres y no piensas en las opiniones de los demás. Y a través de eso, llegas a conocerte mejor a ti mismo.

2. La soledad te da la oportunidad de restaurar y planificar tu vida.
Nos preocupamos por planear los eventos en nuestras vidas como bodas, vacaciones y cosas por el estilo, pero ¿alguna vez has pensado en planear cómo sacar el máximo provecho de tu vida? ¿Cuál es el propósito principal del ajetreo de tu vida diaria? Personalmente tener tiempo a solas me ha ayudado a pensar claramente como una hoja de papel en blanco, y a medida que avanzaba, empezaba a planear mi vida, una vida con propósito, no sólo porque el mundo me lo dijo. Experimentar la soledad me hizo pensar claramente y escucharme a mí misma y a lo que quiero que sea mi vida en el futuro.

3. La soledad aumenta la creatividad y la productividad.
Estar rodeado de gente tiende a distraernos de hacer las cosas y limita nuestra creatividad de alguna manera. No me malinterpretes, es bueno tener gente alrededor para hacer las cosas rápidamente y colaborar para ser más creativos, pero hay momentos en los que sólo se necesita un poco de tiempo a solas para concentrarse y hacer las cosas por tu cuenta. En mi experiencia, tener tiempo a solas me ha permitido impulsar mi creatividad y verterla en algo que me apasiona, que es la fotografía. Llegar a pensar en nuevas ideas y ejecutarlas de la manera que me gusta y sin pensar en lo que dirán los demás me hizo liberar mi verdadero estilo y creatividad, lo que a su vez me ayudó a ser más productiva cuando empecé a despejar mi mente y concentrarme en las cosas importantes.

4. La soledad ayuda a resolver problemas.
No podemos negar que nuestras decisiones son influenciadas la mayor parte del tiempo por otros. Cuando se trata de resolver problemas, tendemos a buscar el consejo de otros e incluso si tenemos nuestra estrategia de resolver nuestros problemas, todavía se ve afectada. Con la soledad, no estamos siendo distraídos por las opiniones o pensamientos de los demás. Podemos pensar con claridad y encontrar soluciones que podemos aplicar sin distracciones. Siempre que estoy pasando por momentos difíciles, tiendo a buscar el consejo de otros, y sí, eso me ayuda. Pero luego, me doy cuenta de que también tengo tiempo a solas para pensar y evaluar cada solución y cada paso que voy a dar. La soledad en tiempos difíciles me ayuda a mantenerme cuerda y energiza mi alma para ser más positiva en la vida.

5. La soledad te da una sensación de libertad y te hace más feliz.
Tener algo de tiempo a solas significa hacer lo que quieras bajo el sol. Tienes la libertad de elegir dónde quiere ir, cuándo y dónde quiere comer. No se puede negar que uno se siente feliz con la gente con quien pasar esos momentos, pero también es parte del cuidado personal pasar algún tiempo solo y aprovechar la libertad a la que todos tenemos derecho. La soledad me ha dado un sentido de pertenencia conmigo misma, especialmente cuando me siento quemada por todos los eventos de la vida que están sucediendo. Me ha hecho más feliz al poder hacer cosas que realmente quiero sin que nadie las apruebe o desapruebe. Tener la sensación de que tienes el mundo para ti durante un corto período de tiempo te ayuda a vivir una vida más saludable y feliz a pesar de todas las dificultades y responsabilidades de la vida adulta.




Pasar tiempo sola me recarga y aumenta mi energía, lo que me prepara para conquistar la vida misma. No te hará daño quitarle tiempo a todo el ajetreo de la vida, priorizarte a ti mismo, aspirar a la superación personal, relajarte y simplemente disfrutar de estar con uno mismo. Buscar la soledad no significa necesariamente alejarse a un lugar lejano. Dedica unos minutos de tu día para estar a solas con tus pensamientos, que pueden simplemente ayudarte a recargarte y continuar el proceso de aspirar a ser la mejor versión de ti mismo.

Fotografía: Vinicius Amano

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!