Manipulación de dinero: Señales de que estás siendo víctima de abuso financiero

Manipulación de dinero: Señales de que estás siendo víctima de abuso financiero

Con todas las responsabilidades a las que nos enfrentamos, escuchar a alguien decirle que cubrirá los gastos y facturas puede sonar como un alivio. Pero si un abusador dice esto, podría ser una pendiente resbaladiza hacia otros comportamientos maliciosos. El abuso financiero, a veces llamado «abuso económico», es una táctica común utilizada por las parejas y familiares abusivos.




Aunque no podemos determinar con exactitud lo común que es el abuso financiero, un estudio de 2008 publicado en la revista Violence Against Women dice que el 99% de las sobrevivientes de violencia doméstica también habían sufrido abuso financiero. Este estudio de la Universidad Estatal de Michigan, titulado «Desarrollo de la escala del abuso económico«, encontró esta cifra basado en entrevistas con 103 sobrevivientes.

¿Qué es el abuso financiero?

La Red Nacional para Erradicar la Violencia Doméstica (NNEDV), que es una organización sin fines de lucro que aboga por la concientización sobre la violencia doméstica, define el abuso financiero como una situación en la que una persona usa dinero para controlar a la víctima. Cuando la víctima se siente financieramente dependiente del abusador, se siente obligada a permanecer con él o a obedecer sus demandas: «El abuso financiero -junto con el abuso emocional, físico y sexual- incluye comportamientos para manipular, intimidar y amenazar intencionalmente a la víctima con el fin de atrapar a esa persona en la relación«, dice la NNEDV. El sitio web de la organización dice que el abuso financiero puede progresar sutilmente con el tiempo. Lo que podría empezar como «cubrir los gastos» puede convertirse en algo más engañoso.

Cómo el abusador atrapa a la víctima

La organización canadiense sin fines de lucro Battered Women’s Support Services (BWSS) dice que los abusadores financieros pueden usar estas tácticas:

  • Controlar cómo se gasta el dinero
  • Retención de dinero o «dar una asignación»
  • Retención de recursos básicos de vida, medicamentos o alimentos
  • No permitir que su pareja trabaje o gane dinero
  • Robar la identidad, dinero, créditos o propiedades de su pareja

Algunas veces el abusador puede ocultar información financiera de la víctima mintiendo sobre los estados de cuenta bancarios, excluyéndola de las reuniones con los bancos, o robándole dinero a la víctima o a la familia de la víctima. Otras veces, un abusador puede interferir con la capacidad de la víctima de ganar su propio dinero acosándola en el trabajo, llamando al lugar de trabajo de la víctima con demasiada frecuencia o compartiendo información inapropiada con el jefe de la víctima.

Estas tácticas hacen que la víctima dependa únicamente del abusador para obtener ingresos, y cuanto más sucede, más difícil se vuelve abandonar la relación. Esto le da poder al abusador, quien puede hacer sentir culpable a la víctima para que cumpla, de acuerdo con la BWSS. En los casos en que el abusador utiliza otros tipos de abuso, como la violencia doméstica, es posible que la víctima quiera abandonar la relación pero se sienta atrapada económicamente.




Abuso a personas mayores

En 2003, el National Research Council de EE.UU. publicó un informe titulado «Maltrato de ancianos: abuso, negligencia y explotación en unos EE.UU. que envejecen» en el medio National Academies Press. El informe, llamado Informe para Revisar el Riesgo y la Prevalencia del Abuso y la Negligencia de Ancianos, destacó el impacto del abuso financiero en los ancianos.

El informe determinó que las personas mayores eran especialmente vulnerables al abuso financiero debido a que tenían más dinero en sus cuentas de ahorros, un sentimiento de derecho a la herencia de los abusadores y una disminución de las capacidades cognitivas de las personas mayores.

Los perpetradores del abuso financiero de ancianos pueden persuadirlos a firmar un testamento, una póliza de seguro o una escritura que normalmente no habrían firmado. También pueden maltratar los activos de las personas mayores o prometer cuidados a largo plazo a cambio de dinero y nunca cumplir con la promesa.

Cómo sobrevivir al abuso financiero

Dejar una relación económicamente abusiva es más fácil de decir que de hacer, especialmente si la víctima tiene hijos u otras personas que dependen de los ingresos del abusador. Sin embargo, es posible recuperar la independencia financiera. La BWSS sugiere tomar fotografías de documentos legales, como el número de seguro social y los estados de cuenta bancarios, y mantenerlos alejados del abusador. Luego, solicitar tu propia tarjeta de crédito y hablar con tu banco sobre las cuentas bancarias conjuntas para que ambas personas puedan firmar cualquier transacción.

Si sospecha que estás en peligro de abuso financiero, ponte en contacto con tu oficina sobre maltrato doméstico, ellos te podrán informar y ayudar.




Fotografía: Jose R. Cabello

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!