5 Señales de advertencia de una pareja excesivamente posesiva (y cómo tratarlo)

5 Señales de advertencia de una pareja excesivamente posesiva (y cómo tratarlo)

Al principio, estar en una relación con alguien que es muy protector puede parecer un trato bastante dulce: piensan que eres increíble, que quieren estar contigo todo el tiempo y que no tienen miedo de mostrar al mundo cuánto te quieren. Pero hay un lado oscuro en las parejas posesivas que es importante conocer para evitar el dolor psicológico o físico. Reconocer estas cinco señales de una pareja posesiva es clave para preservar quién eres y vivir una vida feliz.




1. Siempre tienen voz en tus decisiones
Las parejas posesivas siempre necesitan dar una opinión, incluso cuando no la pides. También expresarán su ira si no haces caso de sus consejos. Trata de hablar con tu pareja sobre tu deseo de tomar tus propias decisiones y hazle saber que aunque respetas sus opiniones, debes hacer lo que creas que es mejor para ti.

2. No quieren que hagas nada sin ellos
Puede que al principio pienses que esto es entrañable, pero una pareja que no puede soportar la idea de que salgas con otras personas es una pareja controladora. La codependencia no es un comportamiento saludable en las relaciones. Llama a tu pareja por tratar de controlar la forma en que pasas tu tiempo, y hazle saber que el tiempo separados no significa que no quieras estar con él. Incluso los compañeros de las parejas que mejor se llevan no están juntos 24/7.

3. Te culpan a ti
Este tipo de persona te hará sentir culpable por un comportamiento normal. Te convencerán de que estás siendo egoísta, cruel o [insertar cualquier otro adjetivo negativo]. Otra vez: ¡llámalo! Este comportamiento no está nada bien. Se supone que son una pareja, no un padre.

4. Odian a todos tus amigos
Un compañero posesivo quiere ser la única persona en tu vida, y debido a eso, hará todo lo que pueda para alejarte de las personas que más quieres. Hacen esto para que pierdas tu sistema de apoyo y vayas a ellos cuando tengas problemas. Al final, esto hará que sea aún más difícil dejarlos porque no tendrás a nadie a quien recurrir. Dile que no aprecias que hablen mal de tus amigos y que no lo tolerarás.

5. Te hacen «luz de gas»
Este compañero hace que parezca que todo es culpa tuya. Te culpan de sus problemas, sus emociones y sus errores. Si estás lo suficientemente cerca de esta energía, comenzarás a creer que es verdad, y tu autoestima se hundirá peligrosamente. Si ya has llegado a este punto en la relación, es hora de terminarla. Este comportamiento es manipulador y no hay absolutamente ninguna buena intención detrás de él.





¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!