7 Razones no muy evidentes para la aparición de hematomas con facilidad

7 Razones no muy evidentes para la aparición de hematomas con facilidad

Los hematomas o moretones pueden ser fácilmente un verdadero dolor (literalmente). Cuando incluso el más mínimo golpe te deja una marca grande, entre negra y morada, no sólo es frustrante, sino también preocupante.




Los hematomas ocurren cuando la sangre queda atrapada debajo de la piel, generalmente debido a un impacto que daña un vaso sanguíneo. Y algunas personas se magullan más fácilmente que otras. ¿Te preguntas qué es lo que te está causando despertarte con moretones que no recuerdas haber recibido? Aquí hay siete razones no tan obvias para tus hematomas o moretones.

1. Estás envejeciendo
Para las personas de 60 años o más, los moretones pueden ser algo habitual. A medida que uno envejece, la piel se hace más fina y los vasos sanguíneos se debilitan, lo que hace que uno sea propenso a tener moretones con facilidad. Esto se debe a la pérdida de grasa y colágeno que normalmente protegen los vasos sanguíneos. Tus vasos sanguíneos también pierden elasticidad a medida que envejeces , haciéndolos más susceptibles a las roturas.

2. Eres mujer
Como si no fuera suficiente para la Madre Naturaleza dar a las mujeres el hermoso regalo de sangrar una vez al mes, también nos ha facilitado la aparición de moretones. Por lo general, las mujeres se magullan más fácilmente que los hombres, ya que los hombres tienen la piel más gruesa y cantidades más altas de colágeno que protegen sus vasos sanguíneos de traumatismos. Por otro lado, las mujeres tienen niveles más altos de estrógeno, lo que puede impedir que se formen las paredes de los vasos sanguíneos y abrirlos, lo que permite que salga más sangre antes de que pueda coagularse.

3. Tus medicamentos son el problema
Ciertos medicamentos diluyen la sangre, lo que puede hacer que una persona sangre o tena hematomas más frecuentes. Los anticoagulantes más populares son la aspirina, la warfarina y la heparina. Otros medicamentos también pueden cambiar o debilitar el comportamiento de los vasos sanguíneos, empeorar la inflamación o aumentar el riesgo de sangrado. Estos tipos de medicamentos típicamente incluyen antidepresivos, esteroides tópicos e incluso remedios herbales como el ginseng, el jengibre y grandes cantidades de ajo.

4. Tienes una deficiencia vitamínica
Ciertas vitaminas en el cuerpo ayudan a que tu cuerpo sane y tu sangre se coagule. Si no tienes suficientes de estas vitaminas en tu sistema, podrías ser propenso a sangrar fácilmente. Una deficiencia de vitamina C puede llevar a que se presente escorbuto, una afección que causa sangrado de las encías, heridas que no sanan y moretones fáciles. La vitamina K ayuda al cuerpo a formar coágulos para detener el sangrado, por lo que una deficiencia puede significar un aumento repentino de moretones y sangrado excesivo.




5. La culpa es de tu forma de beber
Aquellos que abusan del alcohol podrían terminar con enfermedades hepáticas como la cirrosis, que lentamente socavan la función hepática. A medida que la enfermedad hepática empeora, el hígado puede dejar de producir proteínas que ayudan a la coagulación de la sangre, causando sangrado excesivo y fácil formación de moretones. Si estás experimentando fácil aparición de moretones junto con piernas hinchadas, orina oscura u ojos y piel amarillos, debes consultar a un médico.

6. Tienes un trastorno hemorrágico
Los trastornos hemorrágicos son afecciones genéticas que hacen que la sangre de una persona se coagule lentamente o que no se coagule en absoluto. La hemofilia y la enfermedad de von Willebrand son dos trastornos de la sangre que pueden causar moretones fáciles, aunque ambos son poco frecuentes. También pueden causar sangrado excesivo por lesiones leves, hemorragias nasales o sangre en la orina o en las heces.

7. Tienes vasculitis
Si no puedes identificar fácilmente la causa de tus frecuentes moretones, es posible que tengas vasculitis. La vasculitis se refiere a un grupo de afecciones que causan vasos sanguíneos inflamados y puede variar de leve a potencialmente mortal. Además del aumento del sangrado y los moretones, la vasculitis puede causar falta de aliento, entumecimiento en las extremidades y manchas moradas en la piel.

Fotografía: Women Working

Temas:

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!