Cómo entrenar tu cerebro para ser más creativo

La imaginación es más importante que el conocimiento. Porque el conocimiento se limita a todo lo que ahora conocemos y entendemos, mientras que la imaginación abarca el mundo entero, y todo lo que siempre habrá que conocer y entender“.

Albert Einstein




La creatividad es inteligencia divirtiéndose“.

Albert Einstein

Einstein era un genio único en el sentido de que poseía dones extraordinarios (¿inéditos?) para las ciencias, que sólo pueden ser superados por su insaciable creatividad.

Pero este artículo no trata sobre la creatividad del Sr. Einstein, sino sobre cómo podemos ampliar las capacidades creativas de nuestro cerebro. Las mentes creativas siempre estarán bajo demanda; se necesitan como artistas, empresarios, innovadores, escritores y como contribuyentes individuales dentro de una organización.

Aquí, presentamos algunas maneras de expandir y aprovechar los talentos creativos de tu mente. No importa si eres el próximo Elon Musk, o algún estudiante de secundaria que trata de encontrarle sentido al mundo (y tu lugar en él). Si valoras la creatividad -y deberías hacerlo- este artículo te dará algunos consejos útiles.

CÓMO ENTRENAR TU CEREBRO PARA SER MÁS CREATIVO

1. OLVIDA EL RESULTADO

Las mejores mentes creativas están mucho más preocupadas por el proceso, no por el producto. Al permanecer en el momento y centrando su atención en la tarea en cuestión, un buen creador comprende innatamente que un resultado favorable es más probable.




Disfruta el proceso. El resultado cuidará de sí mismo.

2. NINGUNA CRITICA

Nota personal: como escritor, soy propenso a criticar mi trabajo – y a veces a niveles obsesivos. ¿Y sabes que? Cuando hago esto, la calidad de mi trabajo se resiente. No puedo pensar con claridad.

Cuando los creadores se relajan (más sobre eso abajo), y se distancian de cualquier creencia autoimpuesta, las ideas comienzan a fluir. Hablando de eso…

3. RELAJARSE

El estrés es un compañero terrible de la creatividad. Las mejores ideas no salen a la superficie, ni pueden salir a la superficie cuando la mente está tensa; deben surgir naturalmente. Haz lo que sea necesario para relajarte. Ve a dar un paseo, siéntate al lado de un lago o bajo un árbol, medita, juega a un videojuego… lo que sea.

Un ejemplo de los avances creativos que la gente ha tenido mientras se relajaba, incluso mientras dormía o se adormecía. Paul McCartney, cofundador de los Beatles, dijo de la canción Yesterday: “Me desperté con una hermosa melodía en la cabeza. Es genial, me pregunto qué es eso.”




El resto es historia.

4. ESCRIBIR IDEAS

Anotar ideas creativas logra dos cosas importantes. Primero, tendrás un registro físico de la idea, haciendo más plausible que algo salga de ella. Segundo, este hábito libera valiosos recursos cerebrales para juntar otras ideas creativas.

Por lo tanto, ten a mano un “diario creativo” y un bolígrafo.

5. LEER, Y LUEGO LEER UN POCO MÁS

Quizás ninguna otra actividad estimula el cerebro más que la lectura, lo que la convierte en una actividad insustituible para los creadores. Cuando leemos sobre una base consistente, se forman nuevas conexiones neuronales en el cerebro – un proceso conocido como neuroplasticidad.

La lectura no tiene por qué ser una actividad espantosa. Encuentra cualquier tema que te interese y dedica media hora a leerlo cada noche antes de acostarte.

6. ESCUCHA A MOZART

Hablando de Einstein, supuestamente atribuyó su talento creativo a Mozart, considerado por muchos como el compositor más prolífico e influyente de la era clásica.

Llamado el “efecto Mozart”, existe una abundancia de investigaciones que muestran que “la música de Mozart puede inducir una mejora a corto plazo en la ejecución de ciertos tipos de tareas mentales conocidas como “razonamiento espacio-temporal’“.

7. MEDITAR

¿Cuántos de vosotros pensaron que esto iba a aparecer? Este artículo simplemente no estaría completo sin discutir los beneficios de la meditación sobre la creatividad.

La meditación conduce al pensamiento creativo en el sentido de que la práctica calma y relaja la mente. Según la Universidad del Sur de California, la persona promedio tiene de 60 a 70 mil pensamientos por día.

¿Recuerdas lo que se discutió antes sobre la importancia de una mente relajada en el pensamiento creativo? La meditación, cuando se practica de manera efectiva, promueve el funcionamiento de más alto nivel del cerebro – un componente esencial para pensar creativamente.

8. DEJAR DE LADO LAS “COSAS MALAS”

El alcohol, los cigarrillos, los azúcares refinados, los alimentos procesados -todos consumidos en todas partes, especialmente en Occidente- y todos ellos son contraproducentes para el pensamiento creativo sostenible.

Esta “materia mala” agota rápidamente nuestros niveles de energía, incluyendo los recursos energéticos dentro del cerebro. Despedirse de estos artículos tóxicos ayudará a mantener su energía y promoverá una sensación de salud y bienestar. La energía, la salud y el bienestar son cualidades importantes cuando se trata del pensamiento creativo.

9. EJERCITAR EL CUERPO Y EL CEREBRO

La actividad física es un componente vital para mantener los niveles de energía y salud; por lo tanto, es un potente inductor de pensamientos originales.

Ejercitar el cerebro es igual de importante. Más específicamente, los rompecabezas y las actividades abstractas cambian los recursos del cerebro para abordar una solución desde un ángulo diferente. A medida que las conexiones neuronales creativas de nuestro cerebro crecen, también lo hará nuestra capacidad de concebir ideas creativas.

Hay muchas maneras de ejercitar el cerebro. Si tienes un smartphone (¿Quién no tiene uno ahora?), muchas aplicaciones gratuitas en el mercado pondrán a prueba tu capacidad para resolver problemas.

Fotografía destacada de ElisaRiva.


¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!