12 maneras en que los manipuladores intentan tomar el control total sobre ti

12 maneras en que los manipuladores intentan tomar el control total sobre ti

Manipuladores, manipuladores por todas partes. No importa cuánto intentes evitar a estas personas, de alguna manera, siempre están acechando detrás de la siguiente esquina, esperando a su próxima víctima.




Si alguna vez te has enfrentado a estas personas, o has estado involucrado en una relación con ellas, ya sabes lo difícil que es salvarte de sus garras malvadas. Pero para aquellos de vosotros que nunca han pasado por este infierno, aquí hay información útil sobre estos manipuladores tóxicos.

Espero que nunca descubras el dolor de tratar con ellos. Pero por si acaso, asegúrate de recordar siempre esto. Los manipuladores harán todo lo posible para atraerte a su trampa y tomar el control total sobre ti. Estos son algunos de sus métodos más comunes:

1. Les encanta señalar tus debilidades. Cuanto más te humillan, más dudas de ti mismo. Y cuanto más inseguro te vuelves, más fácil es para ellos doblarte a su voluntad. Así es como toman el control de tu mente y tu cuerpo.

2. Todo es siempre sobre ellos. No les importa estar ahí para los demás o ayudar a una persona necesitada porque no hay nadie más importante que ellos mismos. A los manipuladores les encanta ser el centro de atención. Estar bajo los focos es lo que alimenta sus egos codiciosos.

3. Se esfuerzan por aislarte de todos los que amas, sólo para que puedan tenerte para ellos. Separarte de tus seres queridos es su manera de aislarte del mundo. Necesitan que estés roto, frágil, inseguro y decepcionado con todos porque es la única forma en que pueden lograr que hagas lo que ellos quieren.




4. Disfrutan jugando al juego de ser la víctima. Pero no lo olvides. Esta es su forma de engañarte para que caigas en su trampa. No son realmente la víctima. La máscara que usan está ahí para engañarte y hacerte su prisionero.

5. Te convencen de que están de tu lado y justo cuando empiezas a abrirte, te muestran su verdadero rostro. Este es su juego favorito.

6. Saben cómo tergiversar tus palabras y hacerte dudar de ti mismo. Los manipuladores son maestros en hacer que algo parezca diferente de lo que realmente es. Su actividad favorita es hacer que la gente se vuelva tonta manipulando sus palabras.

7. Les encanta dar a la gente el tratamiento del silencio. No les importa lo que digan los demás. Por eso no se molestan en explicárselo a la gente. Los manipuladores simplemente evitan la confrontación y le dan a la gente el tratamiento del silencio.

8. Nunca asumen la responsabilidad de sus propias acciones. No confiesan sus errores. No les importa ser una persona amable, honesta y noble a los ojos de los demás. Sólo se preocupan por sus necesidades. Si necesitan hacer que alguien se vuelva loco para conseguir lo que quieren, lo harán.




9. Se aprovechan de tus emociones. Así que, cuidado. Si amas a una persona así, no dudarán en usar tus sentimientos en tu contra cuando lo consideren conveniente. Los manipuladores no se detienen hasta que hacen realidad sus sueños. Incluso si eso significa pasar por encima de alguien para llegar allí.

10. Saben exactamente cómo hacer que la culpa te lleve a hacer las cosas que odias hacer. Tienen muchos trucos bajo la manga. Seguirán recordándote lo mucho que han hecho por ti hasta que aceptes hacer lo que odias.

11. Disfrutan haciéndote sentir menos importante. Sea lo que sea por lo que estés pasando, nada es más importante que sus propias necesidades y sus propios problemas. Tú y tus problemas no les importan tanto.

12. Tienden a usar su rabia cada vez que se enfrentan a otros. No pueden controlar sus emociones y, por lo tanto, no les cuesta mucho pasar de ser completamente fríos a ser agresivos. Si conoces a alguien así, asegúrate de apartarte a tiempo. Esta gente no es con la que deberías estar.


¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!