7 milagros para recordar si has perdido la fe

Los milagros son eventos que ocurren más allá del reino de nuestras propias leyes naturales y científicas. Los milagros han sido presenciados a lo largo de la historia, y a menudo se atribuyen a la “intervención divina”, a la magia o a una deidad religiosa.




Incluso Stephen Hawking, quien es ateo confirmado, admite sin vergüenza que la vida, tal como existe, es un hecho altamente improbable. Independientemente de la afiliación religiosa o espiritual, es bastante indiscutible que han ocurrido y continúan ocurriendo acontecimientos que desafían toda explicación. Suceden eventos altamente improbables, y a menudo dan lugar a la fe en algo más grande que nosotros mismos.

En ese sentido, todos perdemos la fe de vez en cuando, ya sea que pongamos nuestra fe en Dios, en el Universo, en el destino, en la humanidad o en un bien mayor. A veces, necesitamos algo para reavivar esta llama. Y ahí es donde entran los milagros.

AQUÍ HAY SIETE MILAGROS PARA RECORDAR LA PRÓXIMA VEZ QUE HAYAS PERDIDO LA FE:

1. EL CEREBRO HUMANO

Tal vez el milagro más grande en la historia del mundo reside dentro de tu cráneo. El cerebro es la parte más desconocida y multifacética del cuerpo humano, y nos ayuda a pensar, razonar, recordar, aprender y amar.

Considera esto: un pedazo de tejido cerebral del tamaño de un grano de sal contiene 100.000 pequeñas células eléctricas llamadas neuronas. Estas neuronas están conectadas entre sí por más de 1 millón de conexiones especializadas llamadas sinapsis. En total, se estima que el cerebro está formado por entre 86 y 100 mil millones de neuronas que procesan más de 50,000 pensamientos por día.

2. LA PRECISIÓN DE NUESTRO UNIVERSO

Stephen Hawking tenía razón cuando dijo que nuestra existencia es un acontecimiento altamente improbable. Los científicos están desconcertados por la precisión del Universo, y cómo parece estar diseñado para permitir que la vida exista.




Por ejemplo, si la fuerza de la gravedad se altera en tan solo 1 parte de 10 a la potencia 100 (un número sorprendentemente grande), la vida no podría existir. Hawking mismo estima que disminuyendo la tasa de expansión del Universo en una parte en cien mil millones de millones de segundos después del Big Bang, el Universo no se habría formado.

3. CONCIENCIA

La conciencia humana ha dejado perplejos a los científicos desde los albores de la neurociencia. Algunos científicos del cerebro atribuyen la conciencia a un área diminuta de la corteza prefrontal del cerebro que es única para los humanos, un área que no se desarrolla hasta que un bebé tiene cinco meses de edad.

Por lo tanto, o bien un bebé no percibe estímulos externos (lo que aparentemente sí) hasta después de cinco meses de haber nacido, o bien la conciencia reside -al menos en parte- en algún lugar fuera del cerebro humano. Fascinante.

4. SUPERHUMANOS

Cuando Forbes escribe un artículo que atestigua la realidad de los superhumanos, o estamos en un planeta diferente, o esas personas realmente existen.

Bueno, si Shi Yang Ming no es un superhombre, entonces nadie lo es. Ming es un monje budista Chan con linaje guerrero Shaolin. Entre algunas de las hazañas de Ming:




– Presiona una flecha afilada en su cuello hasta que el bastón que la sostiene se rompe.
– Registró un puñetazo equivalente al daño de un accidente automovilístico de 45 Kmh.
– Romper un bastón en su espalda – y no dejar marcas visibles.

Shi Yang Ming atribuye éstas y otras hazañas a su naturaleza de Buda y a su chi.

5. EXPERIENCIAS CERCANAS A LA MUERTE

Abundan las historias de personas que han sido declaradas clínicamente muertas (“muerte cerebral”) sólo para despertar y transmitir un relato 100 por ciento exacto de lo que sucedió después de que fueron dados por “muertos”. Otros tienen experiencias profundamente espirituales y religiosas; algunos experimentan una completa transformación de identidad después de su encuentro cercano con la muerte.

El Dr. Eben Alexander, un neurocirujano entrenado en Harvard, entró en coma por una rara forma de meningitis bacteriana que se cobró la vida del 99.9999 por ciento de los que la contrajeron. La vida del Dr. Alexander, un ateo y escéptico convencido, se transformó después de su experiencia cercana a la muerte (ECM).

La experiencia cercana a la muerte del Dr. Eben Alexander es la más asombrosa que he escuchado en más de cuatro décadas de estudio de este fenómeno“, dice el Dr. Raymond Moody, quien ha estudiado los ECMs durante más de cuatro décadas.

6. EVOLUCIÓN

Contrariamente a la creencia popular, el fundador de la primera teoría evolutiva no es Charles Darwin, sino Jean-Baptiste Lamarck, quien propuso su teoría sobre la transmutación de las especies a principios del siglo XIX. Darwin, sin embargo, fue el primer teórico en notar la heredabilidad de los rasgos físicos y conductuales – una piedra angular de la teoría de la evolución.

Ya sea que uno atribuya la evolución a un creador o a algún evento al azar, el proceso de evolución es un milagro en sí mismo. Aunque la evolución toma miles o cientos de miles de años para los organismos complejos (por ejemplo, los humanos), los científicos de laboratorio pueden presenciar la evolución de las bacterias y organismos como las moscas de la fruta en cuestión de semanas o meses. Se cree que la evolución comenzó hace aproximadamente 3.500 millones de años, e involucró a microorganismos unicelulares.

7. ENCUENTROS ESPIRITUALES

Siempre habrá una gran dosis de escepticismo hacia aquellos que afirman haber tenido una experiencia espiritual. Pero para aquellos que lo han hecho -incluyendo a este escritor- deja una impresión que permanecerá con ellos a lo largo de sus días. Lo que sigue es un cuento corto sobre sus experiencias.

Poco después de la muerte de su hermana mayor, Elisha, en octubre de 1993, fue cuando comenzaron los encuentros. Toda la familia estaba devastada, pero especialmente su madre; tanto es así que casi tuvo una crisis nerviosa completa.

La hermanita Tressa nació justo un mes antes de la muerte de Elisha. Cuando tenía unos tres años de edad, llevó a cada uno de ellos a un lado y les explicó su experiencia espiritual. Ella había visto, hablado y jugado con pero – habían estado coloreando juntas, dijo Tressa.

Ella había visto a Elisha – y describió a su amada hermana hasta el color de su cabello y cómo se reía (ella siempre resoplaba).

No es posible que Tressa haya sabido estas cosas. Primero, la familia había quitado todos y cada uno de los recuerdos de Elisha – fotos, diarios, etc. – de su casa después del estado de mamá. Segundo, era demasiado joven para consolidar cualquier recuerdo.

Pero allí estaba ella, diciéndoles a cada uno de ellos – uno por uno – lo imposible.

Desde ese día, cree de todo corazón en los milagros. De hecho, es su opinión que los milagros no son un subproducto de lo imposible, sino más bien de nuestra limitada comprensión de lo que son.

Fotografía destacada de Kyle Johnson en Unsplash.


¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!