8 razones por las que nunca debes meterte con una persona empática

Supongo que cuando alguien menciona la palabra empatía, la primera idea que te viene a la mente es una persona emocional, frágil y altamente intuitiva. Pero, debes saber que su naturaleza compasiva y su habilidad para sentir más intensa y profundamente que otros es, de hecho, algo que nunca debes tomar como una debilidad.




Los empáticos son personas verdaderamente dotadas en muchos sentidos. Son los mejores en la lectura del lenguaje corporal y no tienen problemas para leer tu mente también. Ellos saben innatamente lo que estás pensando, pero no lo dicen, y es posible que ni siquiera te des cuenta de esto.

Los empáticos también son considerados como grandes oyentes y solucionadores de problemas porque pueden sentir los sentimientos de otras personas como propios.

Poseen una característica especial que los hace aún más poderosos: son expertos en psicología humana. Sólo necesitan una mirada hacia una persona y pueden decir inmediatamente si esa persona es un mentiroso, un hipócrita o un malvado. Esto les permite protegerse de ser manipulados de antemano.

Así que no intentes nunca ocultar tus intenciones a un empático, simplemente no funcionará. Y si por casualidad estás pensando en engañarlos, es mejor que te deshagas de esa idea ahora porque pronto probarás tu propia medicina.

Las siguientes son 8 razones por las que nunca debes involucrarte con una persona empática si no puedes manejar su poderosa personalidad:




1. Son los mejores detectores de mentiras.

Ya sea prestando mucha atención a los detalles “innecesarios” de una historia que una persona está revelando u observando sus movimientos oculares y corporales mientras habla, no importa, los empáticos son maestros de estas tácticas de detección de mentiras.

Los empáticos nacen con el don de reconocer a mentirosos, tramposos y toda clase de gente falsa. Simplemente lo sienten en sus tripas cuando alguien está tratando de mentirles y manipularlos.

2. No puedes engañarlos.

Su talento innato para detectar la deshonestidad y las mentiras en el momento en que se pronuncian hace muy difícil que otros los engañen.

Por lo tanto, si usted tiende a ser deshonesto, incluso si sólo tiene el hábito de decir “mentiras piadosas”, debe mantenerse alejado de los empáticos por completo.

3. Pueden sentir fácilmente el odio.

Los empáticos son los mejores para detectar el odio. El odio transmite una energía negativa tan poderosa que no pueden soportar. En el momento en que sienten que alguien siente odio hacia ellos, se alejan de esa persona ya que no quieren ser afectados por la negatividad.




Lo más importante es que no se quedan dormidos y no son lastimados por tu odio porque se sienten cómodos con lo que son, y no tienen ninguna intención de ser alguien que no son.

4. También pueden sentir fácilmente tus prejuicios.

Un empático siempre sabrá si tienes algún prejuicio oculto hacia alguien con diferente color de piel, orientación sexual o diferencias de personalidad, incluso si tú mismo no eres consciente de ello. La cosa es que los empáticos no soportan a la gente que es superficial, llena de prejuicios y odio hacia las personas que son diferentes a ellos.

Si ven que eres intolerante, tratarán de convencerte de que cambies la forma en que ves y juzgas a la gente, pero si aún así te mantienes firme en tus prejuicios, no les tomará mucho tiempo distanciarse de ti.

5. Se dan cuenta cuando no estás bien.

Cuando un empático nota que algo te molesta, te preguntará si estás bien. Y estás terriblemente equivocado si crees que una simple respuesta como “Sí, estoy bien” los convencerá de que estás “realmente bien”.

La cosa es que no puedes ocultar tus sentimientos y estado de ánimo a estos lectores de mentes. Puedes decirles que estás bien si no quieres explicar por qué estás preocupado o triste, pero siempre sabrán que les estás mintiendo. Y te pedirán que compartas con ellos por qué te sientes de esa manera y te ofrecerán un oído atento, y darán lo mejor de sí para ayudarte y apoyarte.

6. Pueden sentir celos.

Los empáticos detectan cuando estás celoso, incluso si intentas ocultar esto. Pueden actuar como si no se dieran cuenta de tus celos y no te confrontarán porque no quieren hacerte sentir incómodo.

Incluso pueden actuar más amable y humildemente a tu alrededor para no provocar tus celos.

7. Pueden sentir halagos.

Un empático reconocerá inmediatamente cuando alguien le está dando falsos cumplidos y afecto porque quiere obtener algo de él, sea su atención, ayuda o aprobación. Y esto es algo que ellos simplemente odian.

Aunque no reaccionen de ninguna manera a tu falsa adulación, descifran tus verdaderas intenciones y saben que lo que estás tratando de hacer es hacerles la pelota.

8. Saben cuando pretendes ser alguien que no eres.

Cuando la gente actúa de forma fraudulenta, lo hace porque quiere ocultar sus malas intenciones o simplemente porque no se siente cómoda en su propia piel. Independientemente de la razón, un empático sabe cuando una persona está actuando a su alrededor, tratando de ser alguien que no es. Y esto es algo que realmente no les gusta.

Si realmente quieres ganar la atención de un empático o mantenerlos en tu vida, asegúrate de que siempre eres tú mismo y trata de sentirte seguro en tu propia piel. Ellos te aceptarán y apreciarán por quien eres, con todos tus defectos, rarezas e inseguridades, porque no hay nada que sea más atractivo para un empático que alguien que sea su verdadero yo.


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!