5 Hábitos perjudiciales que pueden dañar la libido

5 Hábitos perjudiciales que pueden dañar la libido

¡Libid… oh no! No has tenido relaciones sexuales en nueve meses y ni siquiera te molesta. ¿Podrías estar haciendo algo que esté dañando tu libido? Sigue leyendo para averiguarlo.




1. No descansar lo suficiente
Si estás descansando tan mal por las noches que el martes parece mezclarse perfectamente con el miércoles, y el miércoles con el jueves y… así sucesivamente, entonces tus niveles de cortisol, y por lo tanto tu libido, podrían estar sufriendo.

De acuerdo con la dietista Hannah Meier, estas hormonas pueden afectar negativamente la respuesta al estrés de una mujer y conducir a una disminución de la actividad reproductiva. A medida que tu cuerpo intenta mantenerse despierto, tu deseo sexual puede convertirse en una especie de segunda prioridad.

2. Consumir demasiado sodio
Comer esa bolsa de Lays puede realmente satisfacerte en el momento, pero potencialmente socavar algunos… digamos, placeres posiblemente más gratificantes más adelante.

Tomar demasiado sodio puede aumentar tu presión sanguínea, reduciendo así el flujo de sangre por todo tu cuerpo en regiones como tu área pélvica. Reemplaza esos aperitivos salados por otros que sean bajos en sal.

3. No quererte lo suficiente
La autoconciencia en el dormitorio puede ciertamente tener un impacto negativo en tu disposición para tener relaciones íntimas. Es comprensible que la falta de seguridad y la insatisfacción con tu apariencia y/o desempeño te haga resistente a ponerte en este tipo de situaciones vulnerables en el futuro.




Comprende que no tienes que tener relaciones sexuales con nadie que no quieras o con quien te sientas incómoda. Estar con alguien que te atrae y que sabes que se siente atraído por ti te permitirá estar más relajada y más dispuesta a «dejarte llevar» en el proceso.

Aunque probablemente estés preocupada por complacer a tu pareja, no tengas miedo de relajarte y hacer de esto un esfuerzo un poco egoísta. Permitirte a ti misma disfrutar de las relaciones sexuales no sólo cosechará beneficios físicos para ti, sino que también causará que tu pareja se excite más, lo cual será un ciclo placentero de auto-realización.

5. No «amarte» lo suficiente
De manera similar, no experimentar lo suficiente y/o no tomarte el tiempo de aprender de tu cuerpo probablemente causará dos cosas: timidez debido a la ansiedad por el desempeño (ver arriba), y una libido fisiológicamente más baja.

Tomar un poco de «tiempo para ti» de tu semana ocupada para averiguar qué es lo que te gusta puede tener un impacto dramático en tu deseo de tener relaciones sexuales con tu pareja.

6. Salir demasiado de fiesta
El consumo excesivo de alcohol durante largos períodos de tiempo puede afectar negativamente tanto a tu libido como a tu fertilidad.




Beber socialmente y con moderación está bien, pero asegúrate de regular cuidadosamente este hábito.

Fotografía: Claudia Soraya

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!