11 maneras de curarse del estrés emocional

11 maneras de curarse del estrés emocional

Si has vivido lo suficiente probablemente habrás tenido que lidiar con una buena cantidad de experiencias emocionalmente difíciles. En la sociedad moderna, todos debemos aprender a manejar una variedad de frustraciones y complicaciones, pero a veces todo puede parecer muy abrumador, y es comprensible que así sea.




Desafortunadamente, alrededor del 26 por ciento de los estadounidenses encuestados para una encuesta realizada por investigadores del Programa de Investigación de Opinión de Harvard dijeron que actualmente viven con altos niveles de estrés. Si sientes que experimentas estrés crónico, podría beneficiarse de los siguientes mecanismos de afrontamiento.

11 MANERAS DE CURARSE DEL ESTRÉS EMOCIONAL

1. HABLA DE TUS SENTIMIENTOS.

Hoy en día, demasiada gente piensa que expresar los sentimientos los hace débiles y demuestra que no pueden hacer frente a situaciones difíciles por sí solos. Sin embargo, considera el otro lado de ese argumento. ¿Y si hablar de tus sentimientos te hace una persona fuerte porque te sientes cómodo con la vulnerabilidad, y sabes cómo tragarte tu orgullo para admitir que necesitas ayuda?

Nunca te sientas mal por pedir ayuda o por mencionar emociones «negativas» a otros: la mayoría de las personas no pueden esperar para brindar apoyo de la manera que puedan.

2. ACEPTA TUS EMOCIONES ACTUALES.

¿Has oído alguna vez el dicho «a lo que te resistes persiste»? Bueno, esa poderosa frase definitivamente se aplica aquí. Si luchas constantemente contra tus sentimientos, sólo verás esas mismas situaciones y emociones repitiéndose una y otra vez hasta que aprendas a aceptarlos. Sin embargo, debes darte cuenta de que en algún nivel consciente, se crearon esas situaciones altamente estresantes, así que debes lidiar con lo que manifestaron en consecuencia.

Después de que hayas aceptado que desempeñaste un papel en la creación del estrés, puedes trabajar conscientemente para establecer resultados más deseables.




3. MEDITA.

La meditación puede sanar muchos aspectos de la vida de una persona, y también puede ayudarte a escapar de situaciones estresantes y a pasar tiempo contigo mismo durante un rato. Si has estado lidiando con mucho estrés emocional en tu vida, probablemente no pasas mucho tiempo recuperándote y relajándote.

Dedica tiempo a la meditación en tu rutina diaria: por encima de todos los demás remedios naturales, la meditación puede ser la mejor opción porque puede reconfigurar tu cerebro y ponerlo en un estado de profunda tranquilidad.

4. HAZTE MEJOR AMIGO DE LA NATURALEZA.

Cuanto más tiempo pases al aire libre, más podrás aprovechar toda la belleza natural de la Tierra. Disfruta de las abrumadoras maravillas de Gaia, y agradezcan a la Madre Tierra por proveer tan generosamente para ti. La luz del sol ofrece calor y sostiene tu vida todos los días, los árboles emiten oxígeno para que puedas respirar, y las abejas polinizan las plantas para que puedan crecer y convertirse en alimentos para que nosotros los comamos.

Pasa una tarde sentado en el exterior y observando el desarrollo de la vida ante ti; hazlo constantemente, y sin duda sentirás que la energía sanadora del planeta impregna tu alma.

5. DATE EL GUSTO DE ALGO QUE TE HACE SENTIR BIEN.

¿Cuánto tiempo ha pasado desde que recibiste un masaje, preparaste tu pastel favorito o te tomaste unas vacaciones? Si no puedes recordar la última vez que hiciste alguna de estas cosas, reserva unas vacaciones o un masaje, y vete a la tienda a buscar todos los ingredientes para ese pastel. Te lo mereces, especialmente después de pasar por una experiencia traumática.




Muéstrate un poco de amor y conviértete en tu mejor amigo; después de todo, nadie en el mundo puede ofrecerte amor de la manera que tú puedes.

6. DATE PERMISO PARA EMPEZAR DE NUEVO.

Si sientes que has soportado tanto dolor que no puedes superarlo, entonces «limpia tu pizarra» y empieza de nuevo. Eso puede significar mudarse a una nueva ciudad, conseguir un nuevo trabajo, salir de una relación tóxica o simplemente reinventarse a sí mismo. No puedes crear tu futuro si te quedas atascado en el pasado, así que déjalo atrás y recuerda que con cada nuevo amanecer, puedes convertirte en quien quieras y en lo que desees.

7. HAZ EJERCICIO REGULARMENTE.

El estrés emocional sólo indica que has estado dirigiendo tu energía de una manera que no es la más útil para ti. Redirije esa energía hacia algo más beneficioso, como el ejercicio.

Los científicos han encontrado constantemente que el ejercicio puede ser uno de los mejores aliviadores naturales del estrés en el planeta, así que asegúrate de sudar por lo menos treinta minutos al día durante cinco días a la semana. Además, realiza actividades que disfrutes: haz que el ejercicio parezca una actividad divertida y gratificante, no algo que temes absolutamente.

8. TRATA DE ELIMINAR LA FUENTE DE ESTRÉS DE TU VIDA.

Pasa algún tiempo a solas evaluando tu vida y pensando en lo que puede cambiar para poder mover algunas de las fuentes más grandes de estrés. Es posible que tengas que hacer algunos cambios significativos en tu rutina diaria, o dejar las relaciones que ya no te aportan. Esto puede parecer incómodo y doloroso, pero tienes que hacer lo que sea necesario para honrar a tu espíritu.

Dejar ir a los principales causantes de estrés te permitirá concentrarte en crear una vida más feliz para ti mismo.

9. PERDÓNATE A TI MISMO Y A LOS DEMÁS.

Afrontémoslo, la mayoría de nosotros somos demasiado duros con nosotros mismos. Esperamos perfección y no podemos entender por qué necesitamos tanto tiempo para sanar de nuestro pasado. Sin embargo, necesitas permitirte pasar por las emociones y fases necesarias de curación antes de seguir adelante. También, perdona a otros que te han causado dolor. Tienes que darte cuenta de que su dolor se volvió demasiado grande para que ellos pudieran manejarlo, así que tuvieron que desquitarse con otros. Ámalos de todos modos, y ámate a ti mismo por renunciar a la necesidad de controlar tu viaje hacia la recuperación emocional.

10. COMPRENDE QUE TODO DOLOR ES IMPERMANENTE.

Sin el sufrimiento, no conoceríamos la felicidad. Sin dolor, no conoceríamos el placer. Lo más probable es que hayas sentido todas estas emociones en tu vida, y probablemente hayas notado que no duraron para siempre. Tampoco puedes tener montañas sin valles, así que recuerda esta analogía la próxima vez que te sientas atrapado por tu dolor. Puedes y lo superarás, pero deja que siga su curso, y las nubes de tormenta se irán mucho más rápido de lo que piensas.

11. LLENA TU VIDA CON ACTIVIDADES DIVERTIDAS.

¿Te gusta el paddle, el kayak, el yoga o el senderismo? Incorpora estas actividades en tu rutina diaria. De esta manera, mantendrás tu mente y cuerpo ocupados con actividades que hacen que tu corazón sea verdaderamente feliz, y no tendrás tanto tiempo para enfocarte en esos factores estresantes en tu vida.

Fotografía: Jelle van Leest

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!