¿Qué es la Psicología Somática?

¿Qué es la Psicología Somática?

Cada experiencia con la que lidiamos cada día nos afecta de una manera u otra tanto consciente como inconscientemente. Algunas de estas experiencias, como las experiencias cercanas a la muerte, las enfermedades graves, los momentos profundamente humillantes, o incluso los pensamientos de miedo impulsados por la ansiedad, pueden dejarnos traumas. Como resultado, este tipo de eventos hacen sufrir a nuestra psique y nos dejan con angustia y daño emocional. La Psicología Somática puede ayudarnos en estos casos, pero ¿cómo exactamente?




La psicoterapia somática es una de las mejores maneras de tratar los traumas. Les permite hacer frente al desafortunado incidente y, en última instancia, recuperarse y llevar una vida normal. Somático viene de la palabra griega soma que literalmente se traduce como cuerpo vivo. La psicoterapia somática es una terapia integral que trata de profundizar tanto en la mente como en el cuerpo y de encontrar su conexión con la parte psicológica del paciente. Se dice que el SNA o el sistema nervioso autónomo se altera fácilmente por traumas. La psicoterapia somática pretende abordar este problema estudiando los efectos de la inestabilidad provocada por el traumatismo en el SNA.

La psicología somática postula que la mente y el cuerpo humanos tratan de aferrarse a los traumas del pasado el mayor tiempo posible. Esto es evidente en la forma en que una persona que lo ha experimentado actúa a través del lenguaje corporal, las expresiones e incluso la postura. Algunos traumas incluso se manifiestan como dolor físico inexplicable. Algunas conducen a un desequilibrio hormonal y pueden dar lugar a disfunción sexual. Otros síntomas incluyen problemas digestivos, disfunción del sistema inmunológico y afecciones psicológicas como depresión, ansiedad o adicción.

Sin embargo, a través de la Psicoterapia Somática, el SNA puede volver a la normalidad y lograr la inmovilización como era antes de que el trauma se hubiera acumulado. Hay muchas condiciones que son el resultado directo de traumas que le han ocurrido al pasado de un paciente. La terapia ha sido capaz de aliviar estos síntomas.

Desde un punto de vista académico, la psicología somática demuestra la profunda conexión subyacente entre la mente y el cuerpo físico. Más importante aún, los neurocientíficos ahora pueden respaldar la afirmación de los psicólogos somáticos después de estudiar las muchas funciones de nuestro sistema nervioso y encontrar el vínculo con el cuerpo físico.

Cómo funciona la psicoterapia somática

Como aspirante a psicólogo que puede haberse interesado en la psicología somática, puede interesarle profundamente cómo funciona la ciencia. Los eventos traumáticos dejan cicatrices en la parte emocional y mental del cuerpo como lo que ya se ha establecido. Al encontrar qué tensión física está conectada a estos eventos, la terapia podrá buscar una manera de aliviar estos síntomas. Al encontrar qué parte del cuerpo físico responde directamente a los eventos que causaron el trauma, un psicólogo somático puede concentrarse en dónde realizar la terapia. Después de rastrear el punto del cuerpo, hay muchas maneras de proceder con la terapia. La amplia gama de actividades puede incluir sensaciones corporales, danza y técnicas de respiración. Algunos pacientes también responden a toques curativos, trabajo de voz y cualquier forma de actividad física como deportes o ejercicio.




Hay muchos beneficios para los pacientes que se someten a psicoterapia somática. Por un lado, el paciente puede recuperar su yo anterior transformando una mala experiencia y enmarcándola en un contexto mejor que haga menos daño a la psique. Inculca la idea de que el paciente vale mucho más de lo que se está dando crédito a sí mismo. Y les da esperanza y los hace más resistentes a los traumas futuros que puedan experimentar. También obtienen beneficios físicos como la reducción del estrés y de las tensiones que han estado sufriendo. Y mentalmente, pueden conseguir un aumento de la concentración.

Los métodos de valoración y pendulación son los dos enfoques más comunes que emplean los psicólogos somáticos. El método de valoración permite que el paciente se sienta seguro proyectándolo en un espacio seguro o en un estado de recursos. A medida que el paciente es guiado por el psicólogo a través de la memoria traumática, sus reacciones son rastreadas y son analizadas a medida que la memoria se va reviviendo lentamente. Normalmente habrá efectos físicos sutiles al principio, pero éstos serán más pronunciados y requerirán que el psicólogo vigile al paciente más intensamente como precaución para cualquier dolor esperado.

El método de pendulación examina cuidadosamente los dos estados importantes por los que pasará el paciente, la homeostasis y la inestabilidad. El objetivo es mover al paciente de los dos estados y registrar y observar los síntomas físicos. Sin embargo, existe peligro, ya que no siempre es tan fácil volver a llevar al paciente a la homeostasis después de un tiempo. En última instancia, el paciente debe soportar un proceso doloroso llamado secreción. Aquí es donde todo el sufrimiento por el que el paciente está pasando subconscientemente será expulsado de su sistema.

Después de las sesiones de terapia somática con éxito, los pacientes a menudo describen la sensación de tener un gran peso que sale de su hombro. Ahora pueden disfrutar de una vida libre de todo el equipaje al que se han estado agarrando fuertemente sin ninguna razón. Aunque el dolor físico puede no ser placentero, una vez soportado puede ser el billete para salir de un montón de ansiedades sin respuesta.

La carrera de Psicología Somática

Como un campo de estudio bastante nuevo, la psicología somática podría no ser ofrecida por muchas escuelas de psicología. Todavía hay cierto escepticismo en torno a la práctica, aunque lentamente está en declive. Las escuelas a menudo ofrecen estos títulos como programas de especialización en la forma de una maestría después de tomar una licenciatura en psicología.




Aunque se ha demostrado innumerables veces que la psicoterapia somática puede ayudar a la gente a superar sus traumas, todavía hay mucha gente reacia a aceptar el campo.

Conclusión

Sólo puede haber un número limitado de maneras de lidiar con el trauma emocional. Sin embargo, la psicología somática ha sido una de las mejores formas que se han inventado para ayudar a los pacientes a superar su enfermedad. La Psicología Somática es un viaje del paciente para explorar cómo su cuerpo está respondiendo físicamente a los traumas que se producen en la mente.


¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!